domingo 23.02.2020

El Ayuntamiento homenajea al director Alberto Zedda con un cuadro pintado por el artista Miguel Zelada

El recuerdo del Gobierno local llega cuando se van a cumplir tres años del fallecimiento  del musicólogo
Cristina Vázquez recibió el cuadro en un acto presidido por Inés Rey y Jesús Celemín
Cristina Vázquez recibió el cuadro en un acto presidido por Inés Rey y Jesús Celemín

El legado del director de orquesta y musicólogo Alberto Zedda sigue muy vigente y el Ayuntamiento ha querido homenajearlo, y lo ha hecho a través de otra composición artística, en este caso, pictórica.

Se trata de un cuadro, en el que se refleja al propio Zedda, con la batuta en la mano, mientras dirige uno de sus muchos conciertos al frente de una orquesta. Es una composición creada por el pintor Miguel Zelada y que fue entregado a la viuda del musicólogo, de parte de la Corporación municipal coruñesa.

El acto de entrega del cuadro tuvo lugar ayer y a él asistieron la alcaldesa, Inés Rey; el concejal de Cultura, Jesús Celemín; la viuda de Alberto Zedda, Cristina Vázquez; su amigo y presidente de la asociación de amigos de la Orquesta Sinfónica de Galicia, Javier Ozores; y el pintor, y autor del cuadro homenaje, Miguel Zelada; además de diversos allegados que quisieron estar presentes en el acto.

Amor por Rossini

Alberto Zedda, que falleció hace casi tres años, era considerado el mayor de los expertos en la obra de Rossini, razón por la que contaba con un reconocimiento a nivel mundial.

El vínculo de Zedda con la ciudad nació gracias a su mujer, Cristina Vázquez. “Aquí viviu e participou en toda clase de actividades relacionadas coa música e o canto”, señalaba la alcaldesa durante su intervención en el homenaje, para después añadir que Zedda era “un marabilloso director de orquestra que se implicou persoalmente no Festival da Ópera e no Festival Mozart, ao tempo que defendía tamén o alto nivel da Orquestra Sinfónica de Galicia”.

Rey también recordó algunas palabras pronunciadas por el director de orquesta: “El dicía que A Coruña era como unha casa, unha casa que lle daba refuxio no seu peregrinar polo mundo”. Cristina Vázquez agradeció “esta marabillosa lembranza de Miguel” á asociación de amigos de la Orquesta Sinfónica de Galicia y al Ayuntamiento coruñés, en especial se refirió a la alcaldesa y al responsable de Cultura por hacer posible este homenaje.

Comentarios