Las máquinas empiezan a trabajar en la ría de O Burgo para acometer el dragado

Las máquinas construyeron un acceso de zahorra desde la avenida de Juan Carlos I | Quintana

El movimiento de maquinaria cambia la imagen del paseo marítimo de O Burgo, que no parece el mismo desde el inicio de las obras de dragado, cada día más evidentes en el área reservada para las actuaciones, como reconocen algunos de los numerosos ciudadanos que acuden a diario a caminar, correr o andar en bicicleta por esta zona de Culleredo.


La intervención se centra ahora en la construcción de un muro de carga para crear un recinto en el estuario y, con este propósito, se demolió el espigón más saliente del paseo, en las inmediaciones de la antigua Cros.


Asimismo, en la ría se puede ver una barrera de color rojo colocada a modo de “línea antiturbidez” para proteger el espacio durante la ejecución de las obras, reivindicadas durante decenios por los municipios del área metropolitana de A Coruña.


Controles

Desde el Ayuntamiento de Culleredo explicaron que también se colocaron unas boyas que se encargan de medir ese grado de turbidez, en el marco de las medidas adoptadas para e control ambiental, siguiendo las indicaciones del Ministerio para la Transición Ecológica, cuya titular, Teresa Ribera, acudió a la presentación de esta regeneración, precisamente en el mismo espacio donde ahora se están actuando las máquinas, en las inmediaciones de las pistas polideportivas del paseo marítimo de O Burgo.


En relación con este tipo de equipamientos, el Gobierno de José Ramón Rioboo indicó que se completaron los traslados del área de calistenia y del parque infantil y se dispuso un acceso con zahorra para los camiones desde la avenida de Juan Carlos I.


En este sentido, el alcalde solicitó a los responsables de las obras que “extremen las medidas de seguridad” al tratarse una zona concurrida y, aunque se mostró consciente de que en los próximos años, unas obras de esta envergadura en la ría generarán molestias a los vecinos, estas son necesarias y con ellas se ve cumplida una reivindicación histórica que regenerará un espacio ambiental y de desarrollo económico de referencia.

Las máquinas empiezan a trabajar en la ría de O Burgo para acometer el dragado

Te puede interesar