miércoles 23.10.2019

El Tribunal de Contratación vuelve a paralizar la licitación del contrato de limpieza viaria

Este nuevo parón se produce como consecuencia del recurso de una empresa que fue excluida del proceso 
Una trabajadora de limpieza viaria realizando tareas nocturnas | javier alborés
Una trabajadora de limpieza viaria realizando tareas nocturnas | javier alborés

El Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad Autónoma de Galicia (Tacgal) volvió a paralizar la licitación del contrato de limpieza viaria después del recurso presentado por una empresa que participó en el concurso y fue excluida.

OHL Servicios Ingesan solicitó el martes de la semana pasada la suspensión del proceso después de que un día antes se publicase que su propuesta se entendía retirada por no remitir su oferta dentro del plazo estipulado.

El tribunal autonómico trasladó esta situación a la Mesa de Contratación del Ayuntamiento, que se opuso a esta paralización, aunque finalmente la decisión del Tacgal fue la de adoptar la medida de suspensión cautelar, publicada antes de ayer.

Ahora el Tacgal estudiará el recurso de esta licitadora, pero hasta que haya una resolución el proceso de adjudicación del contrato se paraliza.

De esta manera se produce un nuevo revés para un servicio cuyo contrato se extinguió en enero de 2017 y cuya licitación ya había sido paralizada en otras dos ocasiones.

La primera de ellas fue el pasado mes de abril, cuando el Gobierno local tuvo que corregir los pliegos del contrato después de que el sindicato STL, el mayoritario de este servicio, advirtiese a los representantes municipales de un error.

El fallo hacía referencia al cálculo del personal del servicio y que suponía el establecimiento de un coste 400.000 euros por debajo de lo debido, por lo que el proceso se detuvo durante un tiempo.

El problema fue subsanado por el anterior equipo de gobierno, que publicó los pliegos del contrato corregidos. Sin embargo, un par de meses después, el mismo sindicato de trabajadores recurrió ante el Tacgal un error relacionado con el anterior.

El tribunal autonómico acordó la suspensión temporal del proceso de licitación del contrato para que se corrigiese la forma polinómica que permite calcular el incremento de sueldo de los trabajadores, que tenía que ser modificado después del cambio que hubo en el cálculo del salario del personal.

Como en la anterior ocasión, el Ayuntamiento procedió a solventar esta circunstancia y el proceso se pudo reactivar. Ahora, la situación ya no hace referencia a aspectos técnicos del contrato, sino que el problema alude a una cuestión procedimental.

El pasado día 5 se anunció que dos días después se procedería a la apertura de los sobres que contienen las ofertas que se presentaron al concurso, que fueron cinco.

Uno de ellos era el de la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por OHL Servicios Ingesan y Manuel Rivas Boquete, de la que se especificaba que se entendía como retirada ya que, a pesar de presentar huella electrónica, no había remitido la oferta en el plazo de 24 horas previsto.

De esta manera quedarían en liza dos empresas y dos UTE que pugnarían por el contrato de limpieza viaria, el más cuantioso de los que tiene el Ayuntamiento.

El nuevo contrato tiene un valor de 127 millones de euros y servirá para acometer las tareas de limpieza viaria en la ciudad durante los próximos años.

Este contrato, junto al de recogida de basura, finalizó durante el pasado mandato, pero el anterior equipo de gobierno no fue capaz de devolver ninguno de estos servicios a la normalidad bajo un contrato.

Comentarios