martes 27/10/20

Talan tres árboles de Las Esclavas al estar afectados por un hongo

Es una de las zonas más batidas por los temporales y la primera en cerrarse cuando se declara un alerta, así que el Ayuntamiento ha decidido talar tres de los grandes ejemplares que dan sombra a la explanada de Las Esclavas y que están afectadas por un hongo que ha convertido en quebradizas sus ramas.

La tala empezó ayer y se prevé que los troncos se corten durante el día de hoy	quintana
La tala empezó ayer y se prevé que los troncos se corten durante el día de hoy quintana

Es una de las zonas más batidas por los temporales y la primera en cerrarse cuando se declara un alerta, así que el Ayuntamiento ha decidido talar tres de los grandes ejemplares que dan sombra a la explanada de Las Esclavas y que están afectadas por un hongo que ha convertido en quebradizas sus ramas. Desde la Concejalía de Medio Ambiente aseguran que los sustituirán por otros ejemplares.
Durante gran parte el día, operarios montados en cestas con brazos telescópicos para ir podando las ramas. Toneladas de madera fueron depositándose en las cajas de los camiones. Los trabajos obligaron a cerrar parte de la explanada de Las Esclavas pero, dado el gran porte de los ejemplares, los trabajos deberán continuar hoy cuando, una vez finalizada la poda de las ramas, se pueda talar los troncos 
 La primera señal de alarma se dio el mes pasado, cuando cayó al suelo una enorme rama, y los técnicos de Medio Ambiente no descubrieron la razón por la que se había roto. Eso llevó a hacerle una analítica al árbol que permitió descubrir que estaba colonizado por el hongo laetiporus sulphureus. Un ingeniero forestal consultado, Carlos Franco, matizó que, muy probablemente, los árboles ya estaban enfermos, dado que los hongos solo se alimentan de materia orgánica en descomposición. 

riesgo elevado
No solo ese eucalipto, sino también otros dos, se veían afectados por el mismo mal, que suponía un peligro porque el hongo convierte en frágil la madera sin que se note ningún cambio. En el primer ejemplar se descubrió además, una brecha de grandes dimensiones en la rama principal, así que el riesgo de caída se consideró muy elevado. 
Aquello decidió su suerte. Además, no estaban lo suficientemente protegidos por los demás árboles de los vientos del norte, que son los dominantes en la ciudad y los más peligrosos, puesto que la bahía del Orzán se abre en esa dirección. Por otro lado, estos eucaliptos, de la especie corriente (globulus labill) que se emplea en las repoblaciones forestales, no tienen ningún valor botánico. Es por eso que Medio Ambiente ha decidido que los nuevos árboles que plante en Las Esclavas serán de una especie diferente, todavía por especificar. n

Comentarios