martes 4/8/20

Saioa Hernández | “Es una ópera difícil por su tesitura, donde la música lo hace todo”

La soprano Saioa Hernández regresa a la temporada lírica coruñesa después de ser Amelia en “Un ballo in maschera”. Esta vez, le tocará la difícil papeleta de protagonizar a un personaje pintado por Bellini, de esos que “están entre dos amores,

La soprano estrenará la temportada de la Scala de Milán
La soprano estrenará la temportada de la Scala de Milán

La soprano Saioa Hernández regresa a la temporada lírica coruñesa después de ser Amelia en “Un ballo in maschera”. Esta vez, le tocará la difícil papeleta de protagonizar a un personaje pintado por Bellini, de esos que “están entre dos amores, uno del pasado y otro forzado”. Todo explotará cuando el de antes vuelva a la palestra a remover viejas pasiones y porque “el amor no ha muerto”, la ópera “Il pirata” regalará una de esas escenas conocidas como de locura. En este caso, la cantante prefiere llamarla atormentada.
Enfundada en trajes del siglo XVIII, la pieza que se podrá ver el sábado a las 20.00 horas en el Palacio de la Ópera regalará la voz de la que Montserrat Caballé habló como la diva del siglo XXI, que se encargará de estrenar en diciembre la temporada de la Scala de Milán, algo así como la final de la Champions en versión lírica. Para entonces, la soprano será Odabella en “Attila”, de Verdi: “Es un evento que crea mucha expectación, no solo dentro del mundo de la ópera, también asisten celebrities y políticos”.
Y más que presión, la ocasión le despierta ilusión y seguramente nervios cuando se aproxime la fecha: “Presión tengo más por la que viene después, con el público habitual”. Saioa dice que es como la gala de los Oscar, “retransmitida en los cines de todo el mundo y en Mundovision”. Antes, estará con Amigos de la Ópera en la ciudad de la que se llevó una sensación muy buena el año pasado tanto por los compañeros y directores, como por el público “muy caluroso”. En papeles como el de Imogene, es donde la artista se encuentra mejor porque es muy complejo y largo de cantar: “Es mi repertorio, en el que me siento cómoda”. Añade que normalmente el último que canta es el que más le gusta. Por eso, quizá le viene a la mente la Gioconda, un rol que no conocía, pero en el que “entré como un guante”.
En este caso, será la tercera vez que interpretará “Il Pirata”, “fue mi debut en España, en Sabadell, donde dimos nueve funciones. En 2012, participé en una producción en formato concierto en Río de Janeiro”. Para la madrileña, “es una ópera maravillosa muy difícil para soprano y tenor por su tesitura, que es endiablada”. Y enmarcada en el belcanto, donde la música “lo hace todo”. l

Comentarios