domingo 23.02.2020

La Policía Nacional detiene a varios sospechosos por los robos en locales de Fernando Macías

Por lo menos uno de ellos habría cometido un atraco al robarle la  cartera al camarero de una cafetería
La puerta de un local aún no se había sustituido ayer | patricia g. fraga
La puerta de un local aún no se había sustituido ayer | patricia g. fraga

Los hosteleros de Fernando Macías llevan un par de meses sufriendo robos durante la noche. Ya es habitual que, de madrugada, a un sufrido empresario le llamen para avisarle de que alguien ha reventado la puerta de su negocio y cuando llega, lo encuentra todo destrozado. Después de 17 casos en cinco locales, los hosteleros están hartos, y piden acción. Pero fuentes de la Policía Nacional señalan que ya se han tomado medidas y detenido a varios sospechosos de los robos.

El número exacto todavía está por confirmar, pero se sabe que uno de ellos habría cometido un asalto con violencia en un local de hostelería: se llevó la cartera de un camarero, con el que se enzarzó en un forcejo. Mientras el resto estarían implicados en los robos con fuerza nocturnos que traen de cabeza al sector. El último de los hosteleros en ser víctima de un robo (en la madrugada del domingo pasado) se mostró bastante sereno ante un problema persistente, a pesar de que todavía esperaba a que instalaran una nueva puerta de cristal: “Me parece circunstancial. Los ladrones escogen una zona donde creen que pueden tener mayor lucro. Llevamos unos meses que lo que nos toca es Fernando Macías, Alfredo Vicenti y Cabo Santiago Gómez”.  El problema no sería grave si no fuera porque roban siempre en los mismos locales, de una manera “sistemática y severa”, como señalan los propios afectados. A solo un propietario (con varios locales) le robaron diez veces, pero asaltaron cuatro veces otro local y tres un nuevo establecimiento, sumando otros dos sitios, son un total de 17 robos con fuerza.

Con la caja a cuestas

Los hosteleros ya esperaban que la Policía Nacional los capturara: “Es cuestión de tiempo, porque se llevaron la caja registradora entera. Normalmente la encuentras por ahí tirada y vacía, a los treinta o cuarenta metros, pero esta vez se la llevaron entera”. Eso significa que usaron un vehículo, porque llevarla a cuestas llamaría la atención. Los agentes de la Policía Judicial localizaron el coche y con él, a los sospechosos.

De esta manera, se espera que se acabe una de las mayores olas de robos en un sitio concreto desde que noviembre el año pasado los negocios de Vicente Ferrer, en la Segunda Fase de Elviña, amanecieran invariablemente asaltados para desesperación de vecinos y comerciantes, que exigían más vigilancias. Sin embargo, a día de hoy hay menos patrullas de la Policía en la calle debido a las reducciones de plantilla.

Comentarios