miércoles 13.11.2019

El picudo rojo afecta a una palmera de Méndez Núñez ubicada frente a la Terraza

Una empresa especializada protege el resto de los ejemplares con un insecticida sistémico
Parte del palmeral está precintada por los trabajos de prevención | jaVIER ALBORÉS
Parte del palmeral está precintada por los trabajos de prevención | jaVIER ALBORÉS

El picudo rojo ha pasado de amenaza a ataque en el centro de la ciudad y una de las palmeras de los jardines de Méndez Núñez ya está afectada por este escarabajo. Se trata de uno de los ejemplares que están ubicados frente al edificio la Terraza, que ayer fue analizado por una empresa especializada que también se encarga de evitar que la plaga alcance la zona del palmeral.

Los operarios de esta empresa, procedente de Pontevedra, explicaron ayer que, a pesar de que ya se ha detectado la presencia del insecto en la palmera, se “ha cogido a tiempo”. Ante esta situación, no obstante, se ha optado por proteger el resto de las plantas con un insecticida sistémico. Este penetra hasta los tejidos de las palmeras y a través de ellos se reparte por todas sus partes convirtiéndolas en venenosa para la plaga.

Hasta ahora se había optado por un tratamiento biológico, pero la presencia del picudo rojo ha hecho que se utilice un sistema más eficaz y de efecto más rápido.

Los 71 ejemplares del palmeral de Méndez Núñez son de los más antiguos de Galicia y, de momento, de los pocos de la comunidad que se libran de los efectos del escarabajo rojo que ha devorado, entre otras, las palmeras de puntos como Pontevedra.

La zona donde se concentran las palmeras en los jardines fue precintada ayer y seguirá así mientras dure el tratamiento, que no tiene una fecha de finalización establecida, sino que dependerá de cómo responda cada planta.

La alerta por el picudo rojo saltó hace varios meses y el anterior Gobierno local preparó un plan de choque contra este insecto, instalando detectores y rociando con plaguicida las palmeras de la ciudad. Hasta el momento apenas hay ejemplares afectados por la plaga. l

Comentarios