domingo 29.03.2020

Cuatro pacientes fallecen en el área coruñesa y otros seis reciben el alta

El número de casos positivos vuelve a crecer, 30 nuevos, pero son la mitad de los registrados el pasado martes
El número de casos aumentó a menor ritmo ayer, a pesar de realizarse más pruebas | patricia g. fraga
El número de casos aumentó a menor ritmo ayer, a pesar de realizarse más pruebas | patricia g. fraga

El área coruñesa registró ayer un cierto respiro en cuanto al incremento de los casos positivos por coronavirus, ya que se redujeron a la mitad, de los 61 reconocidos el pasado martes, a los 30 que se registraron en la jornada de ayer. Por otra parte, también se notificaron cuatro nuevos fallecimientos, de cuatro varones de más de 80 años, y seis nuevas altas.

Por tanto, el número de casos de Covid-19 que se han dado hasta el momento en el área sanitaria se eleva hasta los 389. Este receso de la subida hizo que ayer el área de Vigo se convirtiera en la que más positivos alberga de toda Galicia, puesto que hasta el momento ocupaba A Coruña.

Con las nuevas cifras, el número de pacientes ingresados asciende hasta los 168, de los cuales 143 se encuentran en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac). De estos últimos, 21 están en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), mientras que los 122 restantes está ingresados en planta. En cuanto al resto de pacientes hospitalizados, siete están en el Hospital de Cee, ocho en el Quirón, otros ocho en el Modelo y uno en el San Rafael.

Tal y como informaban ayer desde el Chuac, el complejo dio el alta a seis nuevos pacientes, por lo que ya son 20 las personas que se han recuperado desde el inicio de esta pandemia en A Coruña.

En la parte negativa, tres personas fallecieron en el centro universitario, dos varones de 82 y uno de 81, que estaban ingresados y que contaban con patologías previas. Además, otro varón, de 84 años, pereció en el Hospital Virxe da Xunqueira de Cee.

Perfiles

Dentro de la lucha que el sistema sanitario está realizando contra este nuevo virus, el jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Chuac, el doctor Enrique Míguez, explica cuáles son algunos de los perfiles clínicos de la enfermedad.

Uno por ejemplo, es aquel paciente joven, con “manifestaciones menores, como las de un catarro común, ese sería un tratamiento sintomático con antitérmicos, y nada más”, explica.

Comenta que los perfiles no van ligados siempre a la edad, ya que señala que hay una tipología de pacientes, “que puede tener más de 60 años”, pero que no requieren ingreso, pero sí un seguimiento “vía telemática”.

Señala que “otro escenario” sería el del requerimiento de ingreso hospitalario, en cuyo caso el tratamiento se ajusta a la gravedad de este, no a su edad. “En función de la gravedad se le pone un tratamiento u otro, y estos “están enfocados a abordar la situación de gravedad del paciente para intentar evitar la progresión de la enfermedad”, apunta Míguez, todo ello para evitar que el paciente requiera de entrar en Cuidados Intensivos. “Por lo tanto, insisto en que los tratamientos los ponemos, no en función de la edad, sino del cuadro clínico del paciente”, matiza el doctor.

Sobre la evolución del cuadro, Míguez apunta a que “la enfermedad se suele definir al séptimo día del inicio de los síntomas, puede variar dos días arriba, dos días abajo”, es en ese punto en el que “se puede ver el paciente que va a evolucionar mejor o peor”.

“Hay una serie de marcadores de laboratorio que usamos para valorar y procurar anticiparnos a que el paciente se deteriore para variar la estrategia terapéutica”, dice, por lo que esos marcadores les permiten adelantarse a situaciones de “gravedad inminente”, en las cuales el tratamiento ya sería “menos eficaz”.

Confinamiento

Sobre las medidas como la cuarentena, apunta Míguez a que son esenciales, “en 2002, Vietnam contuvo la epidemia del SARS solo con medidas de cuarentena”, recuerda el doctor.

Acerca de esto, señala que son “problemas de números”, ya que con “una curva epidemiológica achatada” el número de ingresos será menor, y por tanto, el número de pacientes críticos también, ya que tal y como explica el doctor, estos son proporcionales, por lo que si la curva crece, el sistema sanitario se podría resentir.

Comentarios