jueves 02.04.2020

Los chabolistas reciben con piedras y fuego a los vecinos de la plataforma anti Penamoa

El Ideal Gallego-2011-05-19-007-04d3951a

abel peña > a coruña
  Por primera vez en más de quince años, una manifestación de los vecinos de O Ventorrillo subió monte arriba hasta las puertas del  poblado de Penamoa. Sobre el viaducto de la Tercera Ronda les esperaban los agentes de la Unidad de Intervención Rápida (UIP) de la Policía Nacional. Afortunadamente: en cuanto los chabolistas vieron al medio centenar de vecinos (casi 100 según ellos) con sus pancartas, pitos y consignas, comenzaron a quemar basura en la Tercera Ronda y a arrojar piedras.

El Ideal Gallego-2011-05-19-007-04d3951a

abel peña > a coruña
  Por primera vez en más de quince años, una manifestación de los vecinos de O Ventorrillo subió monte arriba hasta las puertas del  poblado de Penamoa. Sobre el viaducto de la Tercera Ronda les esperaban los agentes de la Unidad de Intervención Rápida (UIP) de la Policía Nacional. Afortunadamente: en cuanto los chabolistas vieron al medio centenar de vecinos (casi 100 según ellos) con sus pancartas, pitos y consignas, comenzaron a quemar basura en la Tercera Ronda y a arrojar piedras. La Policía disparó varias veces con proyectiles de goma para mantenerlos a distancia, y así consiguieron que las piedras no alcanzaran a los vecinos, que se retiraron después de diez minutos de permanecer sobre el viaducto.
La responsable de la plataforma Ventorrillo Desmantelamiento Penamoa, Ana Oreiro, explicó que se trataba de una acto muy significativo: “Para algunos vecinos es la primera vez que suben al poblado. Es positivo que lo vean y que se den cuenta de que el mensaje del señor Losada, de que Penamoa ha desaparecido, no es cierto”. Según las cuentas del movimiento vecinal, quedan unas 14 chabolas, y el tráfico de drogas sigue manteniéndose.
El plan de los vecinos era recorrer todo el poblado, pero el oficial al mando de los antidisturbios se lo impidió, apelando al sentido común. “Vamos a ver, señora, creo que aquí ya está bien”, decía el policía, de dos metros de alto. Los vecinos aseguraban que el itinerario que habían enviado a la Delegación de Gobierno era otro, pero a base de insistir, el agente consiguió que cedieran: “Se trata de su seguridad”. Así, los vecinos pudieron apoyarse en la barandilla del viaducto para contemplar como ardía una fogata enorme en medio de la Tercera Ronda.

El Ideal Gallego-2011-05-19-007-04d3fb72Un asco > “Llevo viviendo 43 años en las casas de Franco y nunca había subido aquí –confesó una señora– Es una vergüenza cómo está todo”. La suciedad y los daños en la Tercera Ronda fueron muy criticados por los presentes. “Con la millonada que ha costado, y mira como está antes de abrirla”. “Esto tiene que llevárselo todo una excavadora”, apoyaba un tercero, señalando las chabolas.
Pero también los residentes de las infraviviendas tenían sus críticas, que expresaron con más piedras y una o dos bajadas de pantalones. Los vecinos siguieron coreando sus consignas “Sí, sí, sí, la droga sigue aquí” o “Fuera la droga, de Penamoa”. Un par de mujeres, tomándoselo a risa, se pusieron a bailar y a dar palmas al ritmo de los cánticos de los vecinos que, al final, volvieron a bajar para situarse ante el colegio María Barbeito, en donde dedicaron una sonora pitada a los militantes socialistas que salían de un mitin.

Comentarios