sábado 31/10/20

La plataforma vecinal contra Penamoa pretende probar que aún hay 14 chabolas

El Ideal Gallego-2011-06-22-009-b35f7041

  redacción>a Coruña

 El movimiento vecinal Ventorrillo Desmantelamiento Penamoa solicitó hace unos días una reunión con el nuevo concejal competente en materia de Servicios Sociales, Miguel Flores, para tratar sobre el problema del poblado chabolista. Pero, como todavía no han recibido respuesta, han decidido agarrar al toro por los cuernos y subir ellos mismos a visitar lo que queda del núcleo chabolista tras más de un año de demoliciones y comprobar con sus propios ojos si es cierto que quedan seis galpones, como asegura el grupo municipal del PSOE.

El Ideal Gallego-2011-06-22-009-b35f7041

  redacción>a Coruña

 El movimiento vecinal Ventorrillo Desmantelamiento Penamoa solicitó hace unos días una reunión con el nuevo concejal competente en materia de Servicios Sociales, Miguel Flores, para tratar sobre el problema del poblado chabolista. Pero, como todavía no han recibido respuesta, han decidido agarrar al toro por los cuernos y subir ellos mismos a visitar lo que queda del núcleo chabolista tras más de un año de demoliciones y comprobar con sus propios ojos si es cierto que quedan seis galpones, como asegura el grupo municipal del PSOE.
“Nosotros contamos 14”, apuntó Ana Oreiro, portavoz de la plataforma. Pero en realidad, como ella misma dice, existe un “baile de cifras” a tres bandas, en las que participan no solo los concejalas del anterior gobierno municipal y los propios vecinos, sino también las ONG que colaboran con los chabolistas para tratar de encontrar una salida para las personas que se van a quedar sin hogar una vez las máquinas acaben del todo con Penamoa.
La antigua responsable del área de Servicios Sociales, Silvia Longueira, aseguraba el lunes que quedan ocho chabolas y diez familias pendientes de ser desalojadas, todas por orden judicial, mientras que desde Arquitectos sen Fronteiras hablan de 25 familias, lo que implicaría nada menos que 90 personas que aseguran que se quedarían sin un lugar a donde ir cuando Penamoa haya desaparecido. Oreiro puso en duda las cifras de la ONG, pero lo cierto es que tampoco se fía de los datos recabados por el gobierno de Losada, de ahí que la plataforma haya acordado subir esta tarde al poblado a hacer un recuento propio.

A pedradas > Es una decisión que no está exenta de riesgos. Durante la campaña electoral, los miembros de la plataforma también subieron a Penamoa para pedir su desmantelamiento, sólo para ser recibidos a pedradas por sus habitantes, que consideraban una provocación su presencia. Los agentes antidisturbios que la Policía Nacional tuvieron que disparar varias pelotas de goma contra los chabolistas más agresivos para mantenerlos a raya.
Oreiro asegura ser consciente de los riesgos: “Llegaremos hasta donde podamos, no creo que podamos hacer nuestro propio censo, aunque nos gustaría, pero ya hemos avisado a las autoridades de que vamos a ir”. También reconoce que es muy posible que los ánimos de los pobladores estén soliviantados con el reciente anuncio de que mañana se derribarán dos galpones más o, como dice ella “que estén un poquito nerviosos”. La portavoz de la plataforma vecinal considera, sin embargo, que vale la pena hacerlo: “Es un ejercicio de responsabilidad ver por nosotros mismos cuál es la situación porque la verdad es que nos sentimos bastante engañados”.
Debido a estos engaños que la plataforma les reprochaba, las relaciones con el bipartito fueron siempre muy tirantes. No puede decir lo mismo del nuevo gobierno de Negreira y achacan su mutismo al natural período de adaptación tras el traspaso de poder:  “A pesar de que todavía no nos hemos reunido con ellos, esperamos hacerlo. Damos por sentado que si todavía no hemos sido llamados es porque aún es demasiado pronto”.

Solución > En cuanto a Arquitectos sen Fronteiras, aplaudieron las declaraciones de Miguel Flores, que afirmó el lunes que “la integración tiene que tocar todos los aspectos sociales”. “Da gusto oír que la solución no pasa por meter a esta gente en cualquier sitio. Esperamos que ahora ayuden a esta gente”, dijeron desde la ONG, que criticó con dureza las declaraciones de Silvia Longueira, exconcejala de Servicios Sociales, que afirmaba alegrarse de que el PP decida continuar desmantelando el poblado de la Conservera Celta: “Esa señora debería parar su máquina de contar mentiras. El único legado que deja en la Conservera es una desunión profunda y una amargura entre sus habitantes por todos sus engaños”.


 

Comentarios