lunes 14.10.2019

La hostelería pagará una tasa reducida por las terrazas mientras dure la crisis

La ordenanza de terrazas es ya una realidad. Aunque todavía tiene que llevarse a pleno y pasar por el trámite de exposición pública, el documento está redactado y ayer se presentó al sector hostelero.
la norma exigirã¡ el paso peatonal bajo los soportales	susy suã¡rez
la norma exigirã¡ el paso peatonal bajo los soportales susy suã¡rez

La Concejalía de Uso de Dominio Público presentó ayer la nueva ordenanza de terrazas, que supondrá un “profundo cambio normativo”, en palabras de la propia edil Begoña Freire. Uno de los mayores cambios para los hosteleros será la tasa que tendrán que abonar por ocupar la calle. Aunque la normativa fiscal municipal ya contemplaba un impuesto de este tipo, nunca se había llegado a aplicar y precisamente fue este el punto que produjo mayores desencuentros entre el gobierno local y los hosteleros, que después de meses de negociaciones han conseguido rebajar esta tasa un 50%. El Ayuntamiento ha aceptado la reducción debido a la crisis, pero Freire advierte de que se “podría actualizar si la situación económica mejora”.

En cifras absolutas los profesionales tendrán que abonar unos 25 euros por metro cuadrado por una licencia anual –hasta ahora la tarifa estaba fijada en 49,73– mientras que el precio por temporada será de unos doce euros –antes de 24,79–, claro que estos precios variarán en función de varios criterios como la categoría de la calle, la modalidad de ocupación o las horas de apertura de la terraza.

Ambas partes admitieron ayer que esta negociación fue la más difícil, pero el portavoz de la asociación de hosteleros, Héctor Cañete, considera que, pese a implicar un “esfuerzo”, es un “precio razonable”. Aceptaron también que la tasa se rija por metros cuadrados y no por el número de mesas, como reclamaban en un principio. “No sería justo”, declaró Freire, puesto que estos elementos podrían tener distintas dimensiones y se trata de valorar el espacio público que ocupa cada establecimiento.

espacio peatonal

El objetivo de redactar una nueva normativa de terrazas es reorganizar estos espacios, que no tienen ningún criterio en la ciudad y que, en muchos casos, dificultan el paso de los peatones. Para evitar que esta situación se siga dando, la ordenanza exigirá que se garantice un metro y medio de acera libre y en algunas áreas se ampliará, en función del tránsito peatonal que exista en esa calle. Además, en el caso de las vías con soportales, también se exigirá que quede este espacio libre en la zona interior. Esto supondrá un gran cambio en zonas como La Marina, en donde actualmente no se sigue este criterio.

En cambio, se permitirá instalar terrazas en aceras más estrechas. Si hasta ahora se necesitaba un mínimo de tres metros de ancho, ahora será suficiente con 2,50 e incluso habrá excepciones en las que con solo 2,30 se podrá instalar en el exterior unas pequeñas mesas de 80 centímetros como máximo para seguir cumpliendo con el espacio libre exigido de 1,5 metros. En cualquier caso, el espacio hostelero nunca podrá ocupar más de la mitad de la acera, precisamente para conseguir “una utilización racional del espacio público que permita el tránsito peatonal”.

nuevos negocios

A esta nueva normativa se podrán acoger no solo los bares y cafeterías actuales, sino nuevos negocios como pubs –en horario de tarde– y establecimientos como heladerías o chocolaterías, que hasta ahora no tenían derecho a poner sillas en el exterior.

La nueva ordenanza no llegará a tiempo para este verano puesto que todavía se llevará en marzo a pleno, al cual tendría que volver en caso de que se presenten alegaciones en el período de exposición pública. Aunque ayer Freire no quiso adelantar plazos, el Ayuntamiento pretendía que esta norma estuviese funcionando en 2013, tras un largo trabajo de más de un año. De hecho, el gobierno local ya contaba con haber ingresado en 2012 unos 200.000 euros en concepto de la nueva tarifa. “Durante los últimos meses hemos revisado en profundidad las normas de muchas ciudades, hemos estudiado las demandas y elaborado una ordenanza moderna y adaptada a nuestra ciudad”, destacó la responsable.

Comentarios