domingo 20.10.2019

José Marey | “El alzhéimer empieza 15 o 20 años antes de que nos demos cuenta”

Explica las claves de esta enfermedad en su Día Mundial y asegura que el diagnóstico precoz es el mejor tratamiento, así como un estilo de vida físico e intelectual activo
El neurólogo dirige la Unidad de Memoria-Alzhéimer y otros trastornos en el Chuac
El neurólogo dirige la Unidad de Memoria-Alzhéimer y otros trastornos en el Chuac

El alzhéimer afecta hoy en día a más del 30% de los gallegos mayores de 85 años por lo que el responsable de la Unidad de Memoria-Alzhéimer y otros trastornos del Chuac, José Marey, destaca la importancia de acudir, al mínimo síntoma, a la consulta. 

Hace más de diez años que existe la unidad, ¿era necesaria esta atención personalizada para este tipo de pacientes? 

Es fundamental, tanto para el paciente como para orientar al cuidador. La clave está en que si la detectamos pronto se va a poder retrasar o frenar en el futuro y eso exige una atención especial.
 
¿Cuántos pacientes pueden pasar de media por la consulta? 

Estábamos viendo cerca de 500 primeras visitas al año. 

¿Cuándo se debe acudir? 

Los síntomas son variables pero lo más frecuente es cuando tienes problemas de memoria reciente y de lenguaje. Existen otra serie de cosas que son habituales como la desorientación, a veces son síntomas de conducta, una mayor irritabilidad... Todos debemos concienciarnos de que cuando alguien ve que pasa algo en un familiar que no es normal eso debe ser consultado. A lo mejor detrás no hay una enfermedad y simplemente una falta de concentración, pero debe de ser valorado.
 
Mejor prevenir que curar... 

Claro. El propio paciente a veces no se da tanta cuenta pero esa duda no debe ser interpretada como cosas de la edad. Realmente la enfermedad es más frecuente cuantos más años cumplimos pero puede ser antes de los 65 años. 

Una de las cosas que, quizás, más frustra sobre el alzhéimer es la alta afectación y su incurabilidad. 

Tenemos ciertos tratamientos que pueden hacer que el paciente mantenga sus actividades básicas y su independencia más tiempo y que haya un cierto control conductual. Hay cosas que han demostrado que van bien como la dieta mediterránea y un estilo de vida intelectual y físicamente activo, pero no tenemos un tratamiento que la cure. Es una enfermedad muy multifactorial y aunque hoy conocemos determinados hallazgos, probablemente se nos estén escapando otras piezas del puzzle y, probablemente, esta sea una enfermedad que haya que tratar como se trató el VIH, con varios fármacos a la vez que cada uno haga su trabajo y frene una parte concreta en el proceso.

¿Es, por tanto, el diagnóstico precoz el mejor tratamiento? 

La única forma de que esta enfermedad en algún momento sea controlada es valorando a los pacientes muy pronto, ya que empieza 15 o 20 años antes de que nos demos cuenta. 

¿La dispersión geográfica de Galicia supone un problema para esta prevención? 

Totalmente. Más del 30% de las personas que superan los 85 años tienen estos problemas en Galicia y casi el 12% de los mayores de 65. 

¿Debe ser el alzhéimer una cuestión de Estado? 

La investigación en esta enfermedad tiene que ser una prioridad porque son estudios muy caros. Un paciente con alzhéimer necesita a alguien 24 horas con él y eso es una carga social que no sé cómo vamos a soportar.

Nadie nace aprendido. ¿Qué consejos le daría a un cuidador? 

Es muy importante que se informe con los médicos y asociaciones de pacientes de cuáles son los síntomas y que contacte con su centro de asistencia social. Necesita tres o cuatro horas al día mínimo para descansar y programar los cuidados para que sean soportables.

Comentarios