lunes 30/11/20

El Gobierno municipal acometerá un plan de limpieza de pintadas en profundidad tanto en edificios públicos como privados

El Ayuntamiento identifica a tres vándalos a los que atribuyen medio millar de grafitis a cada uno y pretende que las sanciones económicas puedan ser conmutables por medidas como limpiar sus actuaciones

Comienza la reparación del mural de Urbano Lugrís en el Eusebio da Guarda | javier alborés
Comienza la reparación del mural de Urbano Lugrís en el Eusebio da Guarda | javier alborés

El Gobierno local pondrá en marcha un plan integral para la limpieza de pintadas que comenzará por la eliminación de estas de edificios públicos y privados de la zona Pepri.

La pretensión del Ayuntamiento es que en un par de semanas los propietarios de inmuebles en esta zona puedan rellenar un formulario en la web municipal para que se pueda actuar, para lo que se utilizarán fondos presupuestarios.

La concejala de Medio Ambiente, María García, explicó que se pretende actuar “en profundidade” para que se pueda apreciar el cambio y sin diferenciar entre los motivos de las pintadas. Esta iniciativa se une a la reciente petición del Gobierno local a los comerciantes de identificar aquellos negocios afectados por las pintadas.

Además, el plan no se ciñe a la zona Pepri, sino que se planteará una modificación puntual de la ordenanza de limpieza para que se pueda llevar la iniciativa al resto de la ciudad, aunque este cambio tiene que obtener primero el visto bueno del pleno.

Por otra parte, García detalló que se están llevando investigaciones para identificar a los autores de las pintadas y que por el momento ya tienen a tres individuos a los que se les atribuyen medio millar de pintadas a cada uno. 

En esta tarea está colaborando la Patrulla Verde y criminólogos y la concejala habló de que se aplicarán “procedementos sancionadores de entidade” debido al alcance de sus acciones. “Sabemos que a contía dos danos é elevada polo número de pintadas, pola superficie afectada e porque non diferencian o valor patrimonial dos elementos sobre os que actúan”, explicó García.

A pesar de ello, la concejala explicó que el principal objetivo que perseguirán es el de “desincentivar estos usos” entre los grafiteros por lo que, según la “actitude” que muestran, se contemplarán otras opciones como que se encarguen de la limpieza de los daños que hayan causado tanto a lugares privados como a públicos.

Otra línea de trabajo dentro de este plan integral es la recuperación de espacios degradados a través de la creación de murales con el programa Ruarte. 

Así, María García anunció que a las obras realizadas en distintos puntos de la ciudad durante las últimas semanas se unirá una nueva pieza en la ronda de Outeiro, cerca del parque de San Diego. Mientras, ayer se inició la recuperación del mural de Urbano Lugrís en el exterior del Eusebio da Guarda, dañado por grafitis, y García detalló que se actuará sobre los contenedores de recogida de ropa “que eran un branco das pintadas”.

Comentarios