martes 20/10/20

El Gobierno local sigue sin afrontar el pago de la instalación del suministro eléctrico del Ofimático

Los cooperativistas del Parque Ofirmático se desesperan ante la lentitud de unas obras que no avanzan. Ni en el fondo ni en la forma, porque en el caso de la instalación eléctrica, que dará luz al Parque Ofimático

Los trabajos en la zona no avanzan pese al compromiso de Regenación Urbana
Los trabajos en la zona no avanzan pese al compromiso de Regenación Urbana

Los cooperativistas del Parque Ofirmático se desesperan ante la lentitud de unas obras que no avanzan. Ni en el fondo ni en la forma, porque en el caso de la instalación eléctrica, que dará luz al Parque Ofimático, no está efectuado el pago destinado a Gas Natural Fenosa y mientras este no se realice, no se negociará la ejecución de los trabajos que le permitirán tener suministro al barrio.
De esta forma, falta fijar entre la compañía y el Ayuntamiento, a través de UTE adjudicataria Arias Infraestructuras, cómo se llevarán a cabo las canalizaciones, que discurrirán entre la subestación y la rotonda de Eirís y las tareas que le corresponden a cada una de las partes. El panorama es por tanto desalentador para los afectados, a los que el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, prometió agilizar las obras para que los seis meses estipulados en el contrato se redujeran a la mitad.
Sin embargo, desde que se anunció la entrada de maquinaria pesada en la zona, se contabiliza nada más que una paleadora y tres obreros.
En tres semanas, cuentan los cooperativistas, se realizó un agujero y es por esto que no dejan de mostrar su preocupación a través de las redes sociales y los medios de comunicación, donde se pueden leer mensajes como “Más palas y menos palos”. Uno de ellos confirmó ayer en Cope Coruña que la pala está siempre parada y que no se está ni cuando menos acelerando el proyecto.

Sin luz al final del túnel
Al contrario, la escasez de personal en el perímetro les hace replantearse que el plazo dado de medio año sería, de cumplirse, positivo: “No vemos la luz al final del túnel” y “cada tres meses nos mueven la fecha”. Recordó que hace un año, desde la concejalía anunciaron que la urbanización estaría lista a principios de 2017 y en julio, que llegarían a tiempo de pasar las navidades.
El afectado comentó que en las visitas a su vivienda terminada desde hace meses, “ves tu futuro piso, que te está costando tantos recursos económicos y salud, y tienes una sensación de alegría pero cuando sales y ves que está sin hacer todo lo demás, es muy duro”. En cuanto a la inversión realizada, recordó que la construcción de su edificio está avalada con el patrimonio de los vecinos, por lo que las líneas de crédito que han tenido que solicitar, ya que los bancos no dan hipotecas sin la licencia de primera ocupación, les suponen “un impacto altísimo en su nivel adquisitivo”. Sus quejas, añade, no son un capricho ni ganas de arremeter contra el Gobierno local ni de especular. Son fruto de la impotencia, que en el caso de cooperativas como Cofuncovi, se concentra en cerca de diez años.
A los trabajos que suministren electricidad al Parque Ofimático y los de pavimentación del acceso, habrá que sumarle la tramitación de cada edificio para dar de alta los servicios, una conexión que supondrá más tiempo de espera.
En este aspecto, A Carnocha fueron los primeros en levantar altura, seguidos por los de Parque Ofimático. Los terceros, Cofuncovi, a punto están de rematar el primero de sus bloques, que ocupa la parcela Z-17, y preparan un segundo en la Z-23, sin que el entorno esté preparado ser habitado. A cambio, tienen que pagar al propietario de un terreno contiguo para que entren las máquinas y hace días fueron víctimas del robo de material. En concreto, les sustrajeron dos palés de plaquetas y en los próximos meses, recurrirán a la seguridad privada para evitar la ocupación.

Comentarios