viernes 4/12/20

El Gobierno local continúa sin celebrar los plenos en los barrios

El pasado mes de abril la Comisión de Participación aprobó la celebración de plenos fuera de María Pita, una actividad novedosa, pero que hasta el momento no se ha llevado a cabo por la dejadez del Gobierno local, que todavía no ha firmado el decreto que los permita.

Xulio Ferreiro, durante el “Dillo ti” en Novo Mesoiro	javier alborés
Xulio Ferreiro, durante el “Dillo ti” en Novo Mesoiro javier alborés

El pasado mes de abril la Comisión de Participación aprobó la celebración de plenos fuera de María Pita, una actividad novedosa, pero que hasta el momento no se ha llevado a cabo por la dejadez del Gobierno local, que todavía no ha firmado el decreto que los permita. El primero debió haberse celebrado en primavera en Monelos, lugar que acogerá el próximo sábado el siguiente “Dillo ti”.
A pesar de poner la participación ciudadana como una de sus mayores preocupaciones, la Marea se abstuvo en la votación que sacó adelante esta iniciativa con los apoyos de PSOE y PP. Según el acuerdo, debían celebrarse dos plenos en los barrios al año, uno entre enero y abril y otro entre septiembre y noviembre, pero todo apunta a que 2016 acabará sin que se estrenen.
Como sucede con los “Dillo ti”, los plenos en los barrios se desarrollarían en centros cívicos, pero en este caso serían los martes o miércoles por la tarde y no los sábados.
Una de las principales diferencias entre ambos programas es que en los plenos fuera del Ayuntamiento todos los grupos políticos tendrían la oportunidad de participar, con una intervención inicial de cinco minutos y luego otra de igual duración al comienzo de cada uno de los cuatro bloques en los que se estructurarían los encuentros: Empleo y Turismo, Movilidad y Urbanismo, Servicios Sociales e Igualdad, y Cultura y Deportes.
Esta participación del resto de formaciones políticas puede ser una de las principales causas por las que el Gobierno local no haya mostrado mucho interés en ponerlos en marcha, ya que en los “Dillo ti” son los concejales de la Marea los únicos que interactúan con los coruñeses que asisten.
A los ciudadanos les correspondería una intervención de 15 minutos por bloque, a la conclusión de los cuales los grupos políticos volverían a disfrutar de un nuevo turno de palabra.
Al cierre de esta parte, los asistentes volverían a tener de nuevo la palabra con un “micro abierto” durante media hora, que sería respondida por las formaciones. Como conclusión, el alcalde, que también sería el encargado de realizar la apertura, tomaría la iniciativa para cerrar el acto, para el que se calculó una duración total de algo más de tres horas.

Comentarios