domingo 17.11.2019

La elección de las líneas de bus, una cuestión del momento

Las líneas de bus, tal y como se conocen hoy en día, están establecidas desde 1989. Antes existió la línea 10, que daba servicio al trayecto comprendido entre Los Mallos y Puerta Real, pero ese año se fusionó con la 11. Otros números nunca han existido
El autobús de la línea 1A, a su paso por Cuatro Caminos | quintana
El autobús de la línea 1A, a su paso por Cuatro Caminos | quintana

Línea 1, 1A, 2, 2A, 3, 3A, 4, 5, 6, 7... pero no 8, 9 ni 10, ni 13. ¿A qué se debe la elección de los números de las líneas de autobús? El transporte público en A Coruña ha sufrido una evolución constante desde su creación, hace más de cien años. Un siglo de historia en el que la ciudad ha vivido la dictadura y la monarquía, la aparición de los coches y la llegada de la tecnología, entre otras cosas.

Modificaciones de calles, cambios de ruta y también de líneas de autobuses, la red de transporte público en A Coruña se estableció según los acontecimientos que ocurrían en cada momento. “La ciudad cambia y es muy dinámica, por lo que la creación de las líneas de buses sigue el mismo recorrido”, explica el jefe de servicio de movimientos de la Compañía de Tranvías, Manuel Freire.

En el año 1903 se forma la primera línea de tranvía de mulas que cubría el trayecto de Puerta Real a la Estación de ferrocarriles. Diez años después, aparece el primer tranvía electrificado. Desde aquel momento hasta los trayectos que conocemos hoy en día la ciudad no solo ha variado, sino que también ha crecido. “La ciudad cambia. Hasta hace años no existían muchas zonas periféricas. Los Rosales no tenía ni calles y ahora tiene varias líneas que dan servicio al área, como la 12A, la 12 y la 14. Ocurre lo mismo con el distrito de Adormideras”, comenta Freire. Pero, si la línea 12A se parece más a la 14, ¿por qué comparte cifra con la 12? “La decisión es momentánea. No hay un motivo concreto de por qué no existe la línea 13, por ejemplo. No es por superstición, como se puede pensar, simplemente se da por razones y circunstancias del momento”, reconoce. En 1989 hubo una reestructuración y agrupación de líneas. “En ese instante hubo un cambio muy drástico en las denominaciones de las líneas y se creó la estructura actual”, dice el jefe de servicio de movimientos de la Compañía de Tranvías. De esta forma, se crearon las líneas 3 y 3A, que estaban constituidas por un grupo de líneas. Ocurrió lo mismo con las líneas 10 (que ya no existe) y 11, que se fusionaron en la 11 actual y se produjo una ampliación y mejora de flota.

“No hay un motivo concreto de por qué no existe la línea 13. No es por superstición, como se puede pensar”, explica Manuel Freire

La desaparecida línea 10 cubría el trayecto entre los Mallos hasta Puerta Real, pero las necesidades de la ciudad obligaron a proyectar su avance. “La línea 11 no solo sufrió modificaciones antes de la reestructuración de 1989, ya que en los últimos años también ha tenido que variar su recorrido”, relata. Y es que la aparición de los centros comerciales Dolce Vita y Marineda City forzaron a una ampliación de la línea.

“El transporte es como la ciudad, un ente vivo y se modifica acorde a sus necesidades”, sostiene. Si en el futuro se creasen nuevas líneas, la numeración a escoger no seguiría ningún patrón. “Si apareciesen nuevas líneas habría que ver si tienen similitud con otras ya existentes. La decisión es la del momento”, insiste Manuel Freire.

Comentarios