jueves 22/10/20

Detenido por entrar en la vivienda de su excasera y pegarle una paliza porque le debía dinero

La mañana del martes comenzó de forma brusca en Os Mallos con gritos y golpes en  la calle de la Paz, donde una mujer sufrió una agresión a manos de un antiguo inquilino, un hombre de 39 años .

La mañana del martes comenzó de forma brusca en Os Mallos con gritos y golpes en  la calle de la Paz, donde una mujer sufrió una agresión a manos de un antiguo inquilino, un hombre de 39 años que aseguraba que la víctima le debía cierta cantidad de dinero. Fue a las once de la mañana, y pocos minutos después, una patrulla de la Policía Local practicaba el arresto del presunto agresor. No tuvo que buscar mucho: lo encontraron en el mismo portal, aspirando disolvente en un bote.
La llamada que alertaba de lo que estaba ocurriendo y que les llevó a intervenir solo mencionaba una pelea en el interior del domicilio, así que los agentes se entrevistaron con la víctima. La mujer les explicó que había alquilado  al joven una de las habitaciones de su vivienda, pero que tuvo que dejar de hacerlo cuando su inquilino se reveló como una persona problemática y con muy mal comportamiento.
Hacía muy poco que el joven había dejado de residir el domicilio cuando, de repente, se presentó “entrando de manera inapropiada y violentamente”. Al parecer, empujó la puerta tras la que se encontraba la víctima cuando ésta trató de impedir que penetrar en el domicilio. La mujer acabó por los suelos y él, entrando en al vivienda. Ella no estaba sola: vive con sus tres hijos, todos menores de edad, pero eso no fue obstáculo para que empezara a golpear a la mujer. Uno de sus hijos trató de detenerle, pero también fue agredido.

heridas leves
Los policías municipales se interesaron por el estado de salud de la mujer, pero lo cierto se que no había sufrido heridas de gravedad, y el menor únicamente se quejó ante los agentes de que sentía “un fuerte dolor” en una pierna, así que éstos se ofrecieron a solicitar asistencia sanitaria. Sin embargo, estos indicaron que acudirían por sus propios medios a un centro médico.
Ante estos hechos, los agentes procedieron a la detención y puesta a disposición judicial del presunto agresor. Asimismo los perjudicados fueron informados de los pasos a seguir ya que manifestaron su intención de interponer denuncia por agresión y allanamiento en cuanto les fuese posible.

Comentarios