miércoles 25/11/20

Detenido un conductor kamikaze tras estrellarse contra otro vehículo en la AP-9

La colisión se registró a la altura de Vilaboa y provocó un embotellamiento 
en dirección salida
La colisión dejó los dos vehículos destrozados junto a la mediana | javier alborés
La colisión dejó los dos vehículos destrozados junto a la mediana | javier alborés

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil detuvo ayer a un individuo como responsable del último caso de kamikaze registrado  en las vías gallegas, en el que no hubo que lamentar ninguna víctima mortal. El suceso tuvo lugar poco antes de las nueve de la noche, en la AP-9, en dirección salida de la ciudad, a la altura de Vilaboa: el coche, un Renault Dacia, circuló en dirección contraria, y acabó estrellándose contra otro vehículo junto a la mediana, por lo que se sospecha que pudo acceder a la autopista en O Burgo.

Al cierre de esta edición todavía eran muchos los detalles que no habían trascendido, incluido el estado exacto de ambas víctimas: el propio kamikaze y el conductor que se topó con él en la autopista.  Al lugar de los hechos acudieron efectivos del Subsector de Tráfico de la Guardia civil desde su cuartel de Perillo, así como asistencia médica en forma de ambulancia del 061. Ambos vehículos habían quedado muy dañados, dando testimonio de la violencia del impacto, y ambas víctimas se encontraban en el interior del vehículo cuando llegaron las autoridades, pero no fue necesario solicitar a los Bomberos para liberarles.

En cambio, si fue necesario dirigir el tráfico, que se había congestionado rápidamente. La DGT calculaba que en su peor momento la cola de vehículos alcanzaba los dos kilómetros. Tras la retirada de los dos vehículos siniestrados por parte de la grúa, la situación regresó a la normalidad. Ya pasadas las 22.30 horas.

Comentarios