sábado 5/12/20

Una colisión frontal entre dos vehículos se salda con cuatro heridos leves y un perro muerto

Un grave accidente tuvo lugar ayer en A Zapateira, en el tramo final de la avenida de Nueva York, donde colisionaron frontalmente dos turismos, según la Policía Local. A resultas del choque, resultaron heridas cuatro personas

El choque tuvo lugar en la avenida de Nueva York y obligó a cortar la carretera | javier alborés
El choque tuvo lugar en la avenida de Nueva York y obligó a cortar la carretera | javier alborés

Un grave accidente tuvo lugar ayer en A Zapateira, en el tramo final de la avenida de Nueva York, donde colisionaron frontalmente dos turismos, según la Policía Local. A resultas del choque, resultaron heridas cuatro personas, entre ellas una niña de diez años. Además, murió un perro que viajaba en uno de los turismos accidentados.
El siniestro fue registrado a las dos y veinte de la tarde. El primero en dar la alarma fue el 112, que alertó a los bomberos de que uno de los vehículos estaba ardiendo. Los servicios de extinción de incendios llamaron a su vez al 092. Cuatro minutos más tarde, la primera patrulla de la Policía Local se personaba en el lugar de los hechos y confirmaba que uno de los vehículos, efectivamente, estaba en llamas.
En realidad, salía humo de los radiadores, que en un principio se había confundido con vapor, pero para cuando llegaron los bomberos, los propios policías se habían encargado de apagarlo empleando un extintor. Mientras tanto, Urgencias Médicas se encargaba de atender a los heridos del choque.
La unidad de Atestados de la Policía Local fue la que los identificó: en un coche viajaban S.B.V., mujer, y P.G.V., varón, ambos de veinte años que fueron trasladados al Complejo Hospitalario Universitario con heridas de pronóstico leve. En el otro viajaba un hombre en la treintena, A.O.R., y una niña de diez años, A.S.O.S., ambos trasladados al hospital Modelo, igualmente con un pronóstico leve.
Sin sujeción
En cuanto al perro, viajaba en el primer vehículo, con los veinteañeros, y según la Policía Local, no estaba asegurado de ninguna manera, sino que se movía suelto por el habitáculo, de ahí que el choque le resultara mortal. El turismo en el que viajaba resultó ser el que provocó el siniestro, según las pruebas recogidas por el equipo de Atestados.
El lugar donde chocaron situado en el tramo final de la avenida de Nueva York, cerca de su cruce con la de La Haya, traza una suave curva y se encuentra en pendiente, pero todavía se ignora cuál fue el factor que llevó al conductor veinteañero, que viajaba en dirección a la ciudad, a invadir el carril en sentido contrario, aunque la velocidad moderada evitó graves lesiones. l

Comentarios