sábado 19/9/20

Coca-Cola limpiará cuatro playas de A Coruña dentro de un proyecto estatal

La compañía internacional Coca-Cola, que cuenta con una fábrica muy asentada dentro de la sociedad coruñesa, anunció ayer en la ciudad la puesta en marcha del proyecto medioambiental

La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato (en el centro), acompañó a representantes de Coca-Cola, Ecomar, Vertidos Cero y Chelonia en la presentación | quintana
La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato (en el centro), acompañó a representantes de Coca-Cola, Ecomar, Vertidos Cero y Chelonia en la presentación | quintana

La compañía internacional Coca-Cola, que cuenta con una fábrica muy asentada dentro de la sociedad coruñesa, anunció ayer en la ciudad la puesta en marcha del proyecto medioambiental Mares Circulares, con el que pretende cumplir su compromiso de responsabilidad social a la vez que educa a la ciudadanía en la necesidad de reducir los vertidos en las zonas costeras para la sostenibilidad de los recursos marinos. Pese a que el plan tiene un carácter estatal, la empresa ha integrado a cuatro arenales coruñeses en su plan de limpieza de costas y fondos marinos.
La iniciativa Mares Circulares –que en Galicia cuenta con el apoyo de la Xunta como ya se encargó de señalar ayer la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, durante el acto– surgió como un paso más en el calendario de acciones para cumplir con el compromiso de Coca-Cola de “recoger el 100% de los envases que se ponen en circulación”.
Este proyecto, que es uno de los más ambiciosos a nivel medioambiental desde el ámbito privado, también encaja con el resto de compromisos de Coca-Cola European Partners Iberia como resaltó su directora corporativa de Relaciones Institucionales y Comunicación, Ana Callol. Esta recordó que la multinacional quiere “colaborar con socios locales, que cada vez más porcentaje de las botellas de plástico sea de material reciclado, utilizar la capacidad de llegada” de la firma para concienciar y “liderar la innovación para crear envases cada vez más sostenibles”.
Con todas esas patas nació Mares Circulares que, según se comunicó en la presentación en el Hotel Finisterre, llegará directamente a los arenales de “Boiro, Laxe, Ponteceso y Cabanas”, cuyos gobiernos locales han mostrado su intención de cooperar activamente en permitir la limpieza pormenorizada.
Esta se hará, añadió Callol, con la intervención de voluntarios, una formación medioambiental en paralelo y un proyecto para que los residuos puedan ser introducidos en una cadena de economía circular. Además, se aprovechará para recoger datos –en las 80 playas incluidas en esta primera fase– que se enviarán a las universidades para realizar estudios y buscar soluciones a los vertidos de residuos en el mar. La directora de proyectos de la Asociación Vertidos Cero, Estíbaliz López-Samaniego, remarcó que con la institución académica de Madrid están colaborando activamente desde los campus de A Coruña y Vigo.
Concienciación en la infancia
La directora de responsabilidad corporativa de Coca-Cola Iberia, Ana Gascón, incidió en que también se actuará en algunos fondos marinos con la colaboración de cofradías y el objetivo es recoger 250 toneladas de basura, de las que se ha estimado que 25 toneladas serán plásticos.
Por ello, además de potenciar la investigación para reducir la afección de los materiales al medio ambiente en el futuro, se colaborará con entidades como la Fundación Ecomar. Su presidenta, Theresa Zabell, explicó que intentarán hacer llegar el mensaje del reciclaje a los niños.
La última de las entidades de apoyo al proyecto de la compañía es la Asociación Chelonia, que también impulsará el área de voluntariado. Su máximo responsable, Manuel Merchán, confesó que le parece “interesante la colaboración de instituciones privadas y públicas” en este proyecto para España y Portugal. l

Comentarios