martes 26/1/21

La ciudad pasa una jornada tranquila pese a la alerta naranja en la costa y el fuerte viento

Para hoy el nivel pasa a amarillo en el litoral y se prevén algunos claros y una bajada leve de las temperaturas

Las olas alcanzaron los cinco metros de altura | quintana
Las olas alcanzaron los cinco metros de altura | quintana

El fuerte viento y las precipitaciones condicionaron ayer una jornada en la que, sin embargo, no se registraron incidentes de ningún tipo. La alerta naranja anunciada en el literal coruñés hizo que la Policía Local precintase las playas y principales parques, aunque muchos surfistas no atendieron a las indicaciones y accedieron al arenal para peinar las olas en el Orzán. 
El hecho de que el viento viniese del sur no propició olas de gran altura. Las más grandes apenas llegaron a los cinco metros. No llamaron la atención de los paseantes ni en el momento de pleamar, a eso de las cuatro de la tarde, cuando se acercaron más a tierra. Así es que a los coruñeses no les quedó otra que abrir los paraguas para luchar contra las ráfagas que alcanzaron más de 80 kilómetros por hora en un día nublado, que dará paso hoy a uno con algunos claros. A lo largo de todo el sábado, MeteoGalicia contabilizó 10.8 litros de agua por metro cuadrado.
Por otra parte, el nivel de alerta cambiará hoy a amarillo en la costa con olas de cuatro a cinco metros. 
Según prevé Meteogalicia aunque se asomará algo el sol, seguirán las lluvias. No se irán hasta el martes. En cuanto a las temperaturas, serán normales para este período, con valores que en general descenderán moderadamente a pesar de su tendencia a la baja. 
De los 17 grados de máxima que se registraron ayer, se pasará a los 13, cuatro grados menos en solo 24 horas, una sensación de frío que se acusará aún más con las mínimas. De los 13 de mínima, se bajará hoy a los diez grados. En los días siguientes, se mantendrá esta situación grado arriba, grado abajo.
Pese al mal tiempo, la ciudad no dejó de disfrutar del ambiente navideño y las actividades preparadas para el fin de semana. No hubo cancelaciones, aunque la lluvia limitó algunos eventos como el del Día Lugrís, aunque finalmente se pudo realizar en la calle junto a la motorada de O Burgo. 
Tampoco se produjeron accidentes de tráfico salvo un atropello. Tuvo lugar, según la Policía Local, cerca de las doce del mediodía en la calle de Pastor Díaz con Novoa Santos, en Cuatro Caminos. Contaron los agentes que ni siquiera se desplazó Atestados y la víctima, un varón con iniciales M.P.M.V. se trasladó al HM Modelo con heridas de carácter leve.

Una salida
Desde la sala de pantallas, señalaron que la jornada fue muy tranquila. Los Bomberos no salieron en todo el día. Solo de madrugada acudieron a limpiar la calle porque un coche volcó a la altura de Renault Caeiro, en As Xubias. 
Este panorama nada tuvo que ver con otros puntos del país. En Galicia, el servicio de Emergencias recibió un centenar de llamadas telefónicas relacionadas con el temporal de viento y lluvia. Según el departamento de la Xunta, ninguna fue de carácter grave y la mayoría fueron caídas de árboles, desprendimientos de tierra o piedras y por la acumulación de agua en carreteras y calles.

Comentarios