jueves 24/9/20

La ciudad se anotó ayer la temperatura más alta para un mes de septiembre desde que existen registros

Los datos de la Aemet señalaban que, en torno a las 14.30, se llegaron a alcanzar los 35,4 grados centígrados
La marea alta hacia el mediodía hizo que mucha gente tuviese que hacer cola para entrar en San Amaro | Quintana
La marea alta hacia el mediodía hizo que mucha gente tuviese que hacer cola para entrar en San Amaro | Quintana

Se preveía mucho calor para la jornada de ayer, hasta el punto que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) emitió una alerta amarilla para varios puntos de la comunidad, entre ellos A Coruña. Pero no por esperado deja de ser llamativo, ya que ayer se registró la temperatura más alta para un mes de septiembre desde que existen registros, al alcanzarse los 35,4 grados centígrados de máxima.
Los registros que manejan en la Aemet comienzan en 1920, así que la de ayer sería la temperatura más alta para septiembre en los últimos cien años.

El anterior récord databa de hace tan solo dos años, ya que el 2 de septiembre de 2018 el mercurio alcanzó los 31,9 grados centígrados, 3,5 menos de lo que llegaron a marcar ayer los termómetros de la ciudad.

Para hacernos una mejor idea del calor que se llegó a vivir ayer, septiembre se convirtió en el mes con la segunda temperatura más alta de la ciudad, tan solo por detrás de agosto (cuyo máximo absoluto data del 28 de agosto de 1961, cuando los termómetros llegaron a marcar 39,6 grados). Ni siquiera en los meses de junio o julio se llegó a cifras como la de ayer, ya que la temperatura máxima histórica para un mes de junio es de 34,8 grados (registrados el 3 de junio de 1980), mientras que el de julio es de 34,5 (el 17 de julio de 2006), según los datos de la propia Aemet.

Colas en las playas 
El ascenso progresivo de las temperaturas durante la mañana hizo que muchos apostaran por la playa como su plan dominical, pero la pleamar, hacia el mediodía, truncó las ideas de muchas personas, que tuvieron que hacer cola para acceder a los arenales o desistir en sus ideas.

Y es que los semáforos de acceso de playas como la de San Amaro, donde la gente incluso dispuso sus sillas plegables en el paseo mientras esperaban que el sistema de control de aforos volviera a permitir la entrada al arenal.

Durante la tarde, y con la marea bajando, la situación también se calmó un poco y las playas de la ciudad volvieron a iluminarse de verde, salvo un momento puntual, a primera hora de la tarde, en el que As Lapas, Matadero y San Amaro vestían el ámbar, con un aforo alto, pero sin llegar al límite permitido.

Conforme pasaban las horas las temperaturas caían, pero seguían siendo altas para la ciudad y para la época del año en la que estamos, por lo que no fueron pocos los que estiraron las horas de playa.

Predicción 
Según las predicciones a corto plazo de Meteogalicia, la situación ya no será extrema a partir de hoy, pero seguiremos viviendo jornadas de calor, con hasta 25 grados de máxima en las jornadas de hoy y de mañana, aunque no se descarta que la lluvia haga acto de presencia hoy.

Y es que, a medio plazo, se espera que la lluvia se vuelva a asentar en la ciudad a partir del próximo jueves y parece que no la va a dejar hasta la semana que viene. Y con la llegada del agua, también se espera una nueva bajada de las temperaturas, con máximas que irán decayendo poco a poco hasta situarse entre los 20 y los 22 grados, mientras que las mínimas se llegarán a situar por debajo de los 15 hacia el fin de semana.  Por lo tanto, la jornada de calor extremo de ayer fue de carácter puntual.

Comentarios