martes 1/12/20

Las bibliotecas no son solo para guardar libros, también sirven para dinamizar la educación

Los centros incluidos en el Plambe de la Xunta organizan actividades para acercar al alumnado a estos lugares
Silvia Penide en una actividad en la biblioteca de la EEI Barrionovo | AEC
Silvia Penide en una actividad en la biblioteca de la EEI Barrionovo | AEC

Las bibliotecas de los centros educativos no son un mero contenedor de libros o un simple lugar silencioso donde estudiar, sino que, para muchos, es el centro neurálgico desde el cual dinamizar la educación de los diferentes tipos de escolares.

Así, los centros, sea cual sea el nivel de educación que ofrecen, proponen proyectos y actividades con ese objetivo de dinamizar, no sólo la biblioteca, sino todo el centro, utilizando para ello programas como el Plan de Mellora das Bibliotecas Escolares (Plambe), promovido por la Consellería de Educación, Universidade e Formación Profesional.

Así, cada curso escolar, los colegios e institutos de la comunidad, y por ende de la ciudad y su área metropolitana, planean nuevos proyectos en los que hacen partícipes a los alumnos.

Barrionovo 
Es, por ejemplo, el caso de la Escuela de Educación Infantil Barrionovo, de Pastoriza, que este año puso en marcha un nuevo proyecto, “Mesturarte”, con el que, a través de diversas actividades, los escolares recorren el mundo, visitando la arquitectura vernácula de cada lugar, todo ello sin salir de la biblioteca, ni las aulas. 

Con este hilo conductor, el curso escolar comenzaba con una actividad en la que los pequeños se encontraban con una “tarjeta de embarque” en las aulas. Con la biblioteca decorada como si fuera un avión, los niños y niñas de Barrionovo viajaban a diferentes puntos del mundo para descubrir como construyen las casas los lugareños.

Este tipo de actividades se van replicando, intercalándolas, con lo que los propios niños van aprendiendo en las aulas. Pero siempre con la biblioteca como centro de recursos. Unos recursos, obviamente dirigidos, y especializados, a las materias que trata el proyecto a desenvolver durante el curso, utilizando para su adquisición las aportaciones del propio Plambe de la Consellería de Educación.

Ánxel Casal 
Por otra parte, existen otros ejemplos en la ciudad, como el del Centro Integrado de Formación Profesional Ánxel Casal, cuya biblioteca, Uxío Novoneyra, cuenta con diversas actividades a lo largo del año con las que involucrar al alumnado, tanto relacionadas con las ramas de educación impartidas, la sanitaria y la sociocultural, como otras con las que convertir la biblioteca en un lugar de disfrute, además de estudio.

Así, el centro organiza una exposición temática por trimestre. La del primero trata de abarcar una temática común a las dos ramas de estudio del Ánxel Casal, que, este año, es la igualdad. En el segundo trimestre, a través de elementos del cómic y la novela gráfica se acercarán a temas como la sensibilización. Mientras que la tercera estará dedicada a reforzar el simple placer de la lectura, a través de, por ejemplo, novelas.

Con el fin de involucrar a toda la comunidad educativa de esta entidad, durante el segundo trimestre, la biblioteca Uxío Novoneyra también organiza un concurso de fotografía, bajo el nombre “Bocados de realidade”, en el que, alumnos y profesores, pueden presentar fotos con un pie de imagen con el que reivindicar una causa y, tal y como trata de inculcar el centro durante todo el año, ahondar en el acercamiento al respeto.

Voluntariado 
Pero, los proyectos llevados a cabo por los centros educativos para crear entidades, como las bibliotecas, que dinamicen la educación, en ocasiones hay que salir del propio centro. Actividades con las que el alumnado, y por asociación toda la comunidad educativa, se nutre de valores, con los que ayudar a construir una sociedad mejor.

Con este propósito, la biblioteca del Ánxel Casal organiza un programa de voluntariado, bajo el nombre “Tempos para contar”. A través de este plan, los alumnos realizan actos de animación a la lectura, de alfabetización digital o de creación artística en cuatro entidades de nuestra ciudad, con las que el centro ya lleva unos años colaborando.

Estas cuatro asociaciones con las que colaborarán los alumnos son el centro de reeducación de menores Concepción Arenal, el centro de día para mayores SL, el hogar Sor Eusebia y Utaca. Todo ello, gracias al programa autonómico “Bibliotecas solidarias”.

Novedades
Ya sea el proyecto completo que se desarrollará en la biblioteca, o nuevas actividades que sumar a las ya existentes, los colegios e institutos de Galicia tratan siempre de introducir nuevos elementos.
Siguiendo con estos centro como ejemplo, el CIFP Ánxel Casal se encuentra en proceso de introducir una nueva propuesta a su plan de mejora, y dinamización, de la biblioteca escolar. Se trata de la inclusión del programa “Radio na biblio”, con el que tratarán de poner en valor el trabajo realizado en el centro y la colaboración con las entidades de su entorno.

Actividades sistemáticas
Aunque los proyectos anuales suelen seguir un hilo conductor, como es el caso del EEI Barrionovo, no significa que todas las acciones realizadas en su biblioteca estén directamente relacionadas con él.

El centro de Pastoriza, por ejemplo, cuenta con actividades sistemáticas que se celebran a lo largo de todo el curso escolar, ya sean actividades artísticas, educativas, o ambas. Pueden incluso, estar relacionadas con alguna celebración o efeméride.

Un ejemplo de estas acciones es la que se realizó el pasado día 25, día internacional contra la violencia de género. Con esa fecha sobre la mesa, Barrionovo recibió la visita de la artista Silvia Penide, que estuvo acompañada por Nati Navaza. 

El objetivo de la actividad era, a través de la música y del lenguaje de signos, inculcar, desde una edad temprana como la de los alumnos de esta escuela, valores como el respeto y el significado de la negación, del “no es no”. 

Actividades como esta, aunque puntuales, son una de las maneras que encuentran los colegios de la ciudad, y de toda la comunidad, para dinamizar la actividad educativa, con la presencia de personas que pueden ayudar a los jóvenes a entender y apreciar determinados aspectos.

Además, todas las semanas hay actividades más cortas, pero no por ello menos importantes. Son, por ejemplo, los días de “Poesía express”, en los que acercan este tipo de arte a los más pequeños, ya sea relacionándolo con el hilo conductor de los viajes, o con otras temáticas. También cuentan con citas audiovisuales, como los “Venres en curta”, que también hacen todas las semanas, y también pueden estar relacionados con el hilo principal.

Comentarios