martes 27/10/20

El Ayuntamiento puede elaborar informes de incompatibilidad urbanística para evitar plantas de residuos

La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, explicó que el Gobierno municipal es la única administración que está capacitada para elaborar informes de incompatibilidad urbanística que provocarían el cierre

Los vecinos de Novo Mesoiro organizaron una visita a la posible ubicación de la planta de Santa Icía
Los vecinos de Novo Mesoiro organizaron una visita a la posible ubicación de la planta de Santa Icía

La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, explicó que el Gobierno municipal es la única administración que está capacitada para elaborar informes de incompatibilidad urbanística que provocarían el cierre de los expedientes sobre plantas de tratamientos de residuos.
La representante del Gobierno autonómico explicó ayer que entre todos los informes que se deben presentar en los expedientes relacionados con las plantas de tratamientos de residuos, hay uno que solo pueden emitir los gobiernos locales y que es el que permite “pechar ipso facto un expediente e que quede absolutamente pechado”.
Mato expuso esta situación al ser cuestionada por una empresa ubicada en Oza y que cuenta con permiso para realizar un servicio de recogida de residuos líquidos y sólidos procedentes de buques del puerto, y que ahora solicita instalar en terrenos portuarios una planta para realizar un tratamiento que separe el agua del aceite y así solo tener que trasladar los restos oleosos, mientras que el agua iría a parar a la red de alcantarillado.
Pese a que lo hizo en referencia a esta instalación, Mato expuso que este informe se puede presentar para “calquera” planta de residuos, por lo que también implicaría a la planta de residuos que una empresa quiere construir en Santa Icía, en Arteixo, un lugar cercano a Novo Mesoiro.
Este informe de incompatibilidad urbanística, en el caso de que sea desfavorable, es el único que podría poner punto y final a los expedientes relacionados con la instalación de plantas y residuos.
En caso de que el Gobierno local no lo presente, los expedientes tendrán que seguir su curso legal. La conselleira de Medio Ambiente explicó que a ninguno de estos asuntos “non se lle pode dar carpetazo así porque si porque xurídicamente tería moitísimas debilidades”.
Tanto el expediente de la planta para el muelle de Oza como la de Santa Icía se encuentran en su período de alegaciones y por ello es necesario esperar a que se recopilen todos los informes sectoriales y proceder a su evaluación.
Beatriz Mato aseguró que la Xunta actuará con el “máximo rigor” y la “máxima garantía” en todos estos procesos, además de explicar que serán “escrupulosos” a la hora de su evaluación.

Protestas
La intención de empresas de instalar ambas plantas provocó contestación tanto por parte de formaciones políticas como de agrupaciones vecinales que se consideran afectadas.
Así, en el caso de la planta de residuos de Santa Icía, la Marea Atlántica y el Bloque Nacionalista mostraron en varias ocasiones su postura contraria a que se continúe con esta propuesta y también Alternativa dos Veciños, de Oleiros, hizo ver su oposición a esta planta. Estas formaciones no fueron las únicas que protestaron por ello ya que la asociación vecinal de Oza-Gaiteira-Os Castros presentó alegaciones ante la Xunta.
En el caso de Santa Icía, de nuevo la Marea y el BNG dejaron ver su malestar con la posibilidad de que se instale una planta de residuos en este lugar y piden a la Xunta que no permita que siga adelante el proceso.
En el mismo sentido se expresaron los vecinos de Novo Mesoiro, que ven cómo la instalación de tratamiento de residuos estaría cerca de su barrio y además en una zona de vegetación. l

Comentarios