Agentes de paisano multan a los propietarios de animales que infringen las ordenanzas

“A Policía e a Patrulla verde están controlando cans soltos, agora mesmo todo o tema de cacas e excrementos. Aviso: van de paisano ¡Aviso!”.

Agentes de paisano multan a los propietarios de animales que infringen las ordenanzas
Olvidarse de recoger los excrementos de la mascota puede suponer una multa de 150 euros | miguel miramontes
Olvidarse de recoger los excrementos de la mascota puede suponer una multa de 150 euros | miguel miramontes

“A Policía e a Patrulla verde están controlando cans soltos, agora mesmo todo o tema de cacas e excrementos. Aviso: van de paisano ¡Aviso!”. Así alertaba la concejala de Medio Ambiente, María García, de la creciente vigilancia que están llevando a cabo los agentes municipales. García hacía estas declaraciones en el transcurso del último encuentro vecinal “Dillo ti” y como suele ocurrir, uno de los vecinos que tomó la palabra mencionó el tema de las deposiciones de perros. Una señora afirmó que cuando acude al parque de Santa Margarita, no puede sentarse en el césped con sus nietos por miedo a mancharse de excrementos.
Es precisamente en los parques “onde hai moitos problemas”, donde los agentes de paisano de la Policía Local más vigilancia realizan, ojo avizor de si los dueños de los animales los llevan de la correa o si se olvidan de sacar la bolsita de plástico cuando han defecado sobre la hierba ya sea en Santa Margarita o en San Diego. “A xente maior, os nenos. Por qué nons e van revolcar polo céspede?”, se pregunta.
La Policía Local puede multar con 150 euros a los dueños a los que descubran in fraganti sin recoger esos excrementos. Hasta ahora, el número de multas que se tramitan por ese motivo es muy baja: solo 14 en todo 2016 pasado, de un total de 415 relativas a la protección y tenencia de perros, aunque todavía se desconocen las estadísticas referentes al año pasado.
 

A toneladas
Quizá el bajo número de sanciones explique por qué, según las estadísticas municipales, en 2016 se recogieron 9,6 toneladas de excrementos en la calle. La gran mayoría, caninos. Es una cifra que aumenta cada año: en 2015 solo eran 9.020 kilos, mientras que en 2014 eran 8.970 kilogramos. Así que la evolución es negativa, a pesar de los esfuerzos del Ayuntamiento por tratar de solucionar un problema de convivencia.
El número de canes registrados por la Consellería de Medio Ambiente es de 20.774. Eso significa 85 perros por cada mil vecinos mientras que la proporción en Pontevedra es de 146 y en Lugo, 145 por cada mil habitantes. Sin embargo, hay más perros que niños que en A Coruña y a diferencia de a los segundos, a los primeros no se les ponen pañales.