lunes 24.02.2020

Absuelven a un vigilante del castillo de San Antón de agredir a un compañero

 El juzgado de penal 5 ha absuelto a uno de los vigilantes de seguridad del castillo de San Antón, llevado a juicio el pasado mes como resultado de la denuncia interpuesta contra él por un compañero, que lo acusaba de haberle causado lesiones en una mano durante un incidente laboral, y de haber propiciado la caída al suelo de una impresora propiedad del Ayuntamiento.
El altercado se produjo en abril de 2011 en el Museo Arqueológico
El altercado se produjo en abril de 2011 en el Museo Arqueológico

El juzgado de penal 5 ha absuelto a uno de los vigilantes de seguridad del castillo de San Antón, llevado a juicio el pasado mes como resultado de la denuncia interpuesta contra él por un compañero, que lo acusaba de haberle causado lesiones en una mano durante un incidente laboral, y de haber propiciado la caída al suelo de una impresora propiedad del Ayuntamiento.

Según el denunciante, el ataque se había producido durante el cambio de turno, cuando decidió llamar a la empresa después de que el trabajador que debía relevarle aquella noche, el acusado, llegase “muy bebido”.

Pero como se hace constar en la sentencia, frente a esa declaración está la del trabajador encausado, que asegura que ni tocó ni insultó a su compañero, y la del director del Museo Arqueológico, que vio al vigilante después de los hechos y descartó que estuviera ebrio. Ante estas versiones contrapuestas, la jueza duda de quién atacó a quién y opta por exculpar al denunciado.

Comentarios