viernes 27/11/20

Los partidos más memorables de la historia del fútbol

 Futbol
Futbol

El fútbol lleva décadas dejándonos buenos momentos. A continuación hacemos un repaso por los que han sido, sin lugar a dudas, los partidos más esperados de la historia de este deporte rey y que han marcado un antes y un después.

Cuartos de final del Mundial México '86

Los cuartos de final del Mundial México '86 enfrentaban a Argentina y a Inglaterra y el resultado fue 2-1. Este partido se produjo envuelto de un morbo especial, convirtiéndolo en uno de los mejores partidos del Mundial de México 1986. Fue un partido de fútbol en el que primó el buen juego y superó todas las expectativas posibles. Maradona marcó dos goles muy recordados que le dieron la victoria a Argentina. El primero de ellos fue con la mano y después dejando atrás a todo el equipo inglés para la euforia colectiva por la demostración del mejor fútbol.

Argentina- Italia, semifinales Mundial Italia '90

Desde la previa de este partido todos los ojos estaban puestos en Maradona. Se trató de un partido que se jugó en el Estadio San Paolo de Nápoles, una zona en la que el argentino despertaba pasiones hasta tal punto que muchos napolitanos iban con Argentina, algo insólito que acabó llevando a Argentina a la final en un partido memorable,

Final de la UEFA 2001: Liverpool – Alavés

La historia del equipo humilde que llega a una final de la UEFA se dio en 2001 de la mano, además, de un equipo español: el Alavés. Ante aquella situación toda España se posicionó con el Alavés. Fue un buen partido que acabó con un gol en propia puerta que dio la victoria al Liverpool. Pero el Alavés se llevó el gran reconocimiento de todos y demostró jugar, y muy bien, al fútbol.

Semifinal Mundial de Alemania 2006: Alemania – Italia

La semifinal Mundial de Alemania de 2006 que enfrentó a la anfitriona Alemania y a Italia fue un partido para recordar por su buen juego. Si bien es cierto que no estuvo marcado por contar con muchos goles, sólo los de Grosso y Del Piero, fue todo un ejemplo de cómo el desgaste y empuje pueden marcar al transcurso de un partido a partes iguales. Un encuentro para recordar que tuvo lugar en Dortmund.

Barcelona - Real Madrid, semifinales de la Champions League 2011

La rivalidad entre el Barcelona y Real Madrid siempre ha estado a flor de piel pero en aquel momento vivía su auge máximo. Un partido que tenía alicientes tales como ver a Messi enfrentarse a Cristiano Ronaldo y Pep Guardiola con José Mourinho en el banquillo. Este partido se dio en un contexto en el que el Real Madrid acababa de ganar al 'Barça' la final de la Copa del Rey en Valencia, La revancha tuvo su efecto y en esta ocasión el que se hizo con el partido fue el Barça.

El Barcelona ganó el partido de ida en el Bernabéu 2 a 0 para empatar a 1 en el Camp Nou. Suficiente para pasar a la final que jugaría contra el Manchester United y que también acabaría ganando el Barça, siendo campeón de la Champions ese mismo año.

Real Madrid - Atlético Madrid, final de la Champions League 2014

Este equipo tenía ingredientes inolvidables. Era la primera vez en la historia de la Champions que dos equipos de una misma ciudad llegaban a la final. Se trataba del Real Madrid y del Atlético de Madrid y lo cierto es que la ciudad en la previa de esta final que tuvo lugar en Lisboa se paralizó. Un partido épico por muchos sentidos.  El Atlético de Madrid dirigido por Simeone estuvo muy cerca de ganar, pero Sergio Ramos igualó el partido en tiempo de descuentos para acabar en una prórroga que dio lugar a un 4 a 1 tan apoteósico como inolvidable.

Boca vs River, final de la Copa Libertadores 2018

Se trataba de la primera que el Boca y el River se enfrentaban en la final de la Copa Libertadores. Un partido que es todo un clásico de relevancia mundial y que paralizó el mundo y especialmente Madrid, puesto que fue ahí donde se jugó. El partido acabó con tres goles del River por 1 del Boca en un partido memorable que todos los amantes del buen fútbol recuerdan.

Sin duda, partidos que han marcado la historia del fútbol reciente y que son una buena posibilidad para volver a ver siempre que se tiene oportunidad. Los amantes del fútbol, en cualquier caso, están de suerte porque diariamente tienen la opción de ver buenos encuentros en las diferentes competiciones de todo el mundo.

 

 

Comentarios