martes 20/10/20

Los mejores consejos de cuidado para la mujer en verano

Unas recomendaciones esenciales para cuidar tu imagen al máximo en los meses de más calor.

 Cuidado femenino
Cuidado femenino

Cuidarse en verano es difícil, y más cuando se es mujer. Son meses que llevan al exceso y a los descuidos, que se convierten en una época crucial para mantener la línea y cuidar la imagen. ¿Es posible? Por supuesto que sí. ¿Tiene que ser difícil? Por supuesto que no.

Si quieres saber cómo cuidar tu imagen en verano de la forma más sencilla y con mejores resultados, solo podemos decirte que sigas leyendo. Te traemos los mejores consejos de cuidado para la mujer, sobre todo para los meses veraniegos, aquellos donde el calor abunda y los chapuzones están a la orden del día.

5 consejos esenciales para el cuidado femenino en verano

Vamos a empezar aconsejándote comprar los mejores productos para el cuidado de la mujer. En este sentido, tenemos que decirte que tienes en bellezaria una aliada indiscutible. Es una web que recopila reseñas de los mejores productos para cuidar tu cara, tu cabello y toda tu piel.

Dejando eso a un lado, ahora vamos a darte otros consejos que te van a venir genial de cara al verano. Si quieres cuidarte como mujer de la mejor forma posible durante estos meses, presta mucha atención.

La hidratación siempre es importante

El verano es una época de muchísimo calor, pero eso ya lo sabes. Lo que quizá no sepas es que es fundamental tener siempre cerca una pequeña botella con agua. ¿Recuerdas eso de que el cuerpo necesita 2 litros de agua al día? Pues en estos meses de más calor, intenta beberlos siempre que puedas.

Beber las cantidades adecuadas de agua ayuda a evitar problemas de digestión e incluso previene la sequedad excesiva. Es más, es importantísimo que sea agua, nada de refrescos. El agua es fundamental para la salud en general, y el buen estado de esta se acaba trasladando también a la imagen.

Usa protector solar para el cabello

¿Sabías que también existen cremas de protección solar para el pelo? No te vamos a recomendar que uses protector del factor adecuado para tu piel, porque es algo que ya damos por sentado; pero sí que tenemos que aconsejarte que uses este otro producto para el pelo.

A lo largo del día, entre chapuzones en la playa y la piscina y la constante exposición a los rayos del sol, y más en meses en los que este pega con tanta fuerza, la melena puede verse muy resentida. El pelo se reseca y se acaba debilitando, perdiendo brillo y fuerza. Por eso mismo, no dudes en usar estos productos. Eso sí, ¡con cabeza!

Aleja la humedad cuanto puedas

Es algo inevitable. Un baño por aquí, una toalla por allá, un bikini que se deja puesto… Todo esto es lo peor que puedes hacer. Después de cada baño que te des, debes secarte al máximo posible y desprenderte de la toalla húmeda. Asimismo, si puedes cambiarte de bañador o bikini al momento, mejor.

La humedad se va acumulando y puede provocar problemas en la piel, e incluso en las zonas más íntimas. Por tu salud, y también por tu imagen, recuerda permanecer lo más seca posible siempre que puedas. Pero tampoco te cortes a la hora de bañarte, que es la época perfecta para hacerlo.

Controla las comidas

Durante el verano, sobre todo durante las vacaciones, es cuando más nos dejamos llevar por los excesos de la comida, en ocasiones incluso más que en navidades. No te vamos a contar nada nuevo si te decimos que debes intentar cuidar lo que comes, pero tenemos que recordártelo especialmente de cara a esta estación.

Sí, las barbacoas están a la orden del día, al igual que las visitas a los chiringuitos. Pero, intenta que esto no te impida mantener una dieta variada y saludable. No te imaginas cuánto bien puede hacerte algo así, sobre todo por cómo te va a ayudar a seguir manteniendo tu línea.

Controla también el alcohol

De la mano de todas estas comidas excesivas también pueden venir muchas ocasiones en las que se acaban tomando unas cuantas copas de más. No queremos decirte que no bebas, porque por supuesto que puedes hacerlo, y de vez en cuando es algo que incluso se agradece. Sin embargo, sí que tenemos que decirte que debes controlar las cantidades.

Te sorprendería la cantidad de calorías que se acumulan en las copas, y lo difícil que es desprenderse luego de ellas a la hora de hacer ejercicio. Tenlo muy en cuenta, notarás el cambio si nos haces caso.

No es nada difícil, pero sí que requiere acostumbrarse a una rutina que no se suele seguir. Si te pones manos a la obra desde el primer momento, no tardarás en ver la gran mejoría que sufre todo tu cuerpo, tu salud en general y, sobre todo, tu aspecto. Te lo acabarás agradeciendo a ti misma.

Comentarios