sábado 07.12.2019

El estigma del cigarrillo electrónico

Si quieres pasarte al cigarrillo electrónico hazlo sin remordimientos, no es tan nocivo como nos han hecho pensar 

El estigma del cigarrillo electrónico
El estigma del cigarrillo electrónico

No es lo mismo fumar que vapear, si quieres conocer el por qué de la mala prensa de los cigarrillos eléctricos, esto te interesa. 

La falta de información y los intereses económicos, por parte de multinacionales, hacen que muchas veces se tenga una percepción equivocada de lo que es el vapeo o cigarrillo electrónico.

Es necesario informarse de forma correcta, sobre todo, si has pensado en esta opción para ir dejando de fumar. Existen muy buenas fuentes de información, que pueden aconsejarte e informarte. En Vapo.es encontrarás toda la ayuda que necesitas si te quieres iniciar en esto.

¿Qué es el cigarrillo electrónico?

Los vapeadores o cigarrillos electrónicos son dispositivos que liberan nicotina, a través del calentamiento de un líquido. Este líquido es resultado de la mezcla de propilenglicol y glicerina vegetal, que se calienta a una temperatura de hasta 350 grados mediante una batería que se carga con un USB.

Recibe el nombre de cigarrillo electrónico porque su diseño imita a un cigarrillo, cigarro o pipa.

Vapear no es fumar

Los líquidos de lo cigarrillos electrónicos no contienen tabaco, ni sustancias tóxicas por lo que ha quedado demostrado que vapear es un 95% menos nocivo que fumar.

En España, los cigarrillos electrónicos pueden o no llevar nicotina, eso depende de las preferencias del consumidor, pero está regulado para que contengan 20mg como máximo en cada producto.

Si vas a dejar de fumar y usas el cigarrillo electrónico como sustituto, tu objetivo será ir reduciendo la dosis, poco a poco, hasta que no consumas nicotina y sí otras sustancias no tóxicas.

No es lo mismo fumar que vapear. La principal diferencia entre ambas acciones está en que en una se inhala humo y en la otra, vapor. Aunque parezca lo mismo, no lo es. 

Diferencias entre el tabaco y el cigarrillo electrónico

Como hemos señalado anteriormente, la principal diferencia entre fumar y vapear reside en la sustancia que se inhala.

Con el cigarrillo tradicional se inhala humo producido por la combustión del tabaco y los aditivos, además del papel que son los elementos que conforman un cigarrillo.

Con el cigarrillo electrónico se inhala vapor, producido por el calentamiento de un líquido. Un cambio de estado líquido a vapor, donde no existe combustión y por lo que no hay sustancias perjudiciales. 

El sabor no es exactamente igual porque no lleva humo, alquitrán, tolueno, amoniaco, ni las miles de sustancias nocivas que lleva un cigarrillo.

Ventajas de vapear

Si necesitas más argumentos para tomar la decisión, aquí tienes todas las ventajas que tiene vapear: 

  • Al dejar de inhalar monóxido de carbono y alquitrán se mejora progresivamente la sensación de ahogo que produce fumar.
  • Se recupera el olfato y el gusto.
  • Se evitan sustancias tóxicas y cancerígenas incluidas en el humo del tabaco. Esto es beneficioso tanto para el fumador como para los demás.
  • Ahorras dinero.
  • No hay olores desagradables ni en la ropa, ni en las habitaciones.
  • Mejoras tu aliento y el amarillamiento de los dientes y dedos.
  • Tu piel te lo agradecerá y mucho, pues estará mas oxigenada.

Cámbiate al cigarrillo electrónico, los beneficios son muchos y notables, tu salud te lo agradecerá. 

Comentarios