Intensifican la vigilancia nocturna en el entorno de A Costa da Tapia

El control se instaló en el entorno de la rotonda, al final de A Costa da Tapia | CEDIDA

La Policía Local de Cambre sigue intensificando los controles y la vigilancia nocturna en el municipio, especialmente en A Costa da Tapia donde, en la madrugada del viernes al sábado, los agentes detectaron tres positivos por alcoholemia, registrados en el entorno de la rotonda donde se sitúa la Casa das Palmeiras de O Temple.


Así, el operativo se saldó con dos tramitaciones con tasas penales y citaciones para juicio rápido (al superar el triple del límite legal) y una tercera denuncia administrativa, detalló la Policía Local de Cambre. 


En el caso de la primera tasa penal, los resultados de las pruebas fueron de 0,93 y 0,81 mg/l de alcohol en aire espirado, y en en el segundo, de 0,92 y 0,91. Los consecuentes juicios rápidos están programados para el próximo miércoles, día 2.


En cuanto a la denuncia administrativa se tramitó después de detectar 0,62 y 0,60 mg/l en las correspondientes pruebas, lo que implica una sanción económica de 1.000 euros y la retirada de seis puntos en el carnet de conducir, de acuerdo con la Ley de Tráfico.


Desde el pasado verano, los agentes municipales está incrementando el número de controles para prevenir conductas temerarias al volante y reforzar la seguridad viaria en Cambre.


Alerta en Carral

También en el capítulo de sucesos, agentes de la Guardia Civil detuvieron a un varón como presunto autor de un delito de lesiones en grado de tentativa, al tratar de agredir a su hermano con un arma blanca, concretamente, una hacha pequeña, en Carral.


Según informó el instituto armado, los hechos ocurrieron el pasado 23 de febrero, cuando recibieron una llamada de la Policía Local de Carral con motivo de un aviso de un ciudadano pidiendo auxilio por una agresión a otra persona, pero cuando llegaron, el presunto agresor había emprendido una huida, por lo que en ese momento no fue posible su localización.


La víctima, hermano del agresor, manifestó que le había intentado agredir con una tabla de madera para luego, hacerlo con el hacha, aunque no había logrado su objetivo “al refugiarse” en el interior del portal de un inmueble, si bien la puerta quedó dañada en ese intento de agresión.


La Guardia Civil inició un dispositivo de búsqueda para encontrar al autor de los hechos, que acabó siendo localizado por el sargento de la comandancia cerca de su vehículo.


Con el apoyo de una patrulla de Culleredo, procedieron a su detención como supuesto autor de un delito de lesiones y otro de daños. En la revisión del vehículo, se incautaron del hacha usada, escondida debajo de un cartón en el asiento trasero del coche.

Intensifican la vigilancia nocturna en el entorno de A Costa da Tapia

Te puede interesar