A Pedro Sánchez se le acaba el tiempo

Paz Esteban, directora del CNI | aec

Pedro Sánchez está de los nervios. No sabe qué hacer para conseguir que sus socios supuestamente espiados no lleven su venganza a la votación del decreto anticrisis, tal y como adelantaron que harían si no “rodaban cabezas”. Y, ya puestos, han decidido que la que tiene que caer es la de la ministra de Defensa, Margarita Robles. Sin embargo, al menos hasta este momento, Sánchez no está dispuesto a pagar ese peaje, aunque sí otros muchos. Ya se las arregló para que los separatistas entren en la Comisión de Secretos Oficiales. Incluso se baraja que la que puede caer es la directora del CNI, Paz Esteban, para que se olviden del agravio. Y, por si todo esto no llegara, implora a Alberto Núñez Feijóo que el PP apoye el decreto o, por lo menos, si dan las cuentas, que se abstenga. Le quedan muy pocas horas para que la carambola le salga. Hoy saldremos de dudas.

A Pedro Sánchez se le acaba el tiempo

Te puede interesar