sábado 24.08.2019

Oleiros inicia la obra del tramo más polémico del carril bici de Dorneda

El proyecto se centra en la construcción de una senda ciclista por el interior de la finca del pazo de Arillo

Los trabajos, que ya son visibles en el muro del pazo de Arillo, se adjudicaron en febrero por cien mil euros
Los trabajos, que ya son visibles en el muro del pazo de Arillo, se adjudicaron en febrero por cien mil euros

El Ayuntamiento retomó las obras de construcción del carril bici que enlaza los núcleos de Santa Cruz y Mera en uno de los tramos de la infraestructura que más polémica generó.


No es otro que el que afecta al interior del pazo de Arillo, en la parroquia de Dorneda. Cabe recordar que tras numerosas negociaciones, acuerdos y desacuerdos el alcalde, Ángel García Seoane, llegó a amenazar con un proceso de expropiación si los titulares de la propiedad no aceptaban el paso de la senda ciclista por el pazo.

Finalmente, en noviembre de 2018, ambas partes lograron consensuar posturas y en febrero pasado el Gobierno local adjudicaba los trabajos de esta última fase por cien mil euros.


Los operarios ya han derribado parte del muro de piedra de la finca y están instalado vallas para preservar la intimidad de los propietarios mientras se llevan a cabo los trabajos.


El proyecto contempla mantener el mencionado muro que forma parte del emblemático recinto. La senda ciclista interior tendrá unos cinco metros de ancho y será paralela a la carretera AC-173, que enlaza Santa Cruz y Mera. Se preservarán los árboles y se construirá otro muro entre la senda y la finca.

El carril bici que une los núcleos de Mera y Santa Cruz, y atraviesa Dorneda, se integra dentro de la red metropolitana que patrocina la Diputación y que pretende alcance los 70 kilómetros de longitud entre los municipios de A Coruña, Cambre, Culleredo, Arteixo y, por supuesto, Oleiros.

Tres pilares
La iniciativa forma parte de un gran proyecto que se sustenta, principalmente, sobre tres pilares. En primer lugar, se trata de crear un carril bici que discurra paralelo a la costa.


Parte de la urbanización Beiramar, en Perillo, y aprovecha el paseo marítimo de Santa Cristina para alcanzar la calle Polvorín, donde conecta con una senda que conduce a Santa Cruz.


En segunda instancia, a su paso por esta localidad, no existe vía de uso exclusivo para ciclistas. En el proyecto, que se presentó en su momento, se especificaba que debido a las características de este núcleo urbano, densamente poblado, se optó por espacios compartidos.

La tercera premisa afectaba a la localidad de Mera. En este caso, en el tramo entre Augarrío, O Couto y Arillo se construyó también una plataforma compartida junto a la carretera de Santa Cruz.Cabe destacar que en el tramo más cercano a Mera se aprovechó el espacio que el Gobierno local dejó de un proyecto anterior.

Comentarios