miércoles 2/12/20

El Gobierno de Culleredo acomete un plan para adecuar los parques infantiles de los centros escolares

El Ayuntamiento de Culleredo inició su plan de adecuación de los parques infantiles de los distintos centros educativos del municipio con obras en el CEIP de Tarrío.

El plan empezó a ejecutarse en el centro educativo de Tarrío
El plan empezó a ejecutarse en el centro educativo de Tarrío

El Ayuntamiento de Culleredo inició su plan de adecuación de los parques infantiles de los distintos centros educativos del municipio con obras en el CEIP de Tarrío. Este, a la espera de completar la actuación, presenta nueva imagen, además de ser más seguro, siguiendo las directrices establecidas por Europa.
Las obras en los parques infantiles están siendo unas de las más repetidas en el municipio, por el especial empeño de la Administración municipal “en mejorar de manera notable estas infraestructuras, tanto a nivel de seguridad como de prestaciones para los usuarios”, apuntó el Gobierno de Culleredo. 
Así, ahora se embarcó en el proyecto de renovar los parques de todos los colegios de Culleredo. En el de Tarrío, donde se están ultimando las tareas, “el espacio ya luce una moderna y colorida imagen”, señaló el alcalde, Julio Sacristán de Diego.

CARACTERÍSTICAS
En el CEIP de Tarrío se amplió  el espacio con nuevos juegos y colocó un suelo tipo continuo de caucho en toda su superficie, y está previsto construir una acera para con unirlo con el edificio, ubicado en As Paxariñas.
En el CEIP Isaac Díaz Pardo también se prevé aumentar la superficie del parque infantil, dotándolo de nuevos juegos, restaurando algunos de los existentes e instalando suelo de caucho de tipo continuo, si bien uno de los principales problemas del parque residía en la entrada de arena en las losas de caucho, y por eso se procederá a la colocación de césped artificial en lugar de la arena, añadió el Gobierno de Sacristán.
En el CEIP Ría do Burgo existen dos parques: uno para Infantil y otro para Primaria. Los dos serán ampliados, dado que se quedan escasos para los alumnos, con suelo de caucho de tiempo continuo como firme y con la dotación de nuevos juegos, además de modernizar el sistema de recogida de pluviales para subsanar los problemas de escorrentía de aguas existentes en el centro, en Cordeda. 
En el CEIP Sofía Casanova también se retirará la zona con arena, que supone además un problema para los sumideros, ampliándose el parque en este punto con juegos nuevos y en toda la superficie con suelo de caucho continuo, se restaurarán los existentes y se instalará una nueva valla de seguridad para completar las obras ejecutadas este verano en las instalaciones con la colocación de una cubierta en el parque de infantil del centro, ubicado en Vilaboa.
Con ella se logrará proteger a los pequeños de las inclemencias meteorológicas incrementando su uso, lo mismo que se hizo en A Corveira y que se prevé realizar en Ledoño, en la la plaza de la Sagrada Familia en Vilaboa, el paseo de Tierno Galván en Acea de Ama, y el Centro Social de Fonteculler.
El plan de mejora de los cuatro parques infantiles de los centros escolares supone una inversión de 135.216,57 euros al Ayuntamiento de Culleredo.
El alcalde señaló que aunque los colegios son gestionados por la Xunta, este plan municipal es “muy oportuno” para modernizar unas instalaciones que “se usan a diario” por los más pequeños de Culleredo.
El primer teniente de alcalde y responsable del Área de Obras, José Ramón Rioboo, apuntó al incremento de la seguridad para los niños como un objetivo “en el que no escatimaremos” desde el actual Gobierno del PSOE. n

Comentarios