martes 1/12/20

La Diputación pide a Hacienda que se muestre flexible con Miño para aliviar su deuda de 23 millones

El presidente dice que el ministerio es el único que puede facilitarle el cumplir con sus obligaciones financieras
El presidente de la Diputación fue recibido en la casa consistorial de Miño por la corporación | patricia g. fraga
El presidente de la Diputación fue recibido en la casa consistorial de Miño por la corporación | patricia g. fraga

La Diputación apela a la flexibilidad, y también a la sensibilidad, del Ministerio de Hacienda para que el Ayuntamiento de Miño puede aliviar su deuda que asciende a 23 millones de euros.

El presidente, Valentín González Formoso, considera que es la única administración que, en definitiva, puede facilitarle al Gobierno local miñense que cumpla con sus obligaciones financieras sin dejar de atender las necesidades de los vecinos.

“Somos conscientes de que el Gobierno local hereda una situación económica muy difícil y desde la Diputación estamos poniendo a su disposición todos los recursos disponibles en la búsqueda de soluciones que no hipotequen el futuro de los servicios públicos”, dijo el titular de la Diputación, al tiempo que apuntaba que ya tuvieron lugar numerosas reuniones con los servicios de Intervención, Asistencia a los municipios y Asesoría Jurídica para abordar la cuestión.

González Formoso, que ayer realizó una visita institucional a Miño, respondió así al llamamiento del alcalde, Manuel Vázquez Faraldo, que el pasado miércoles, día 21, hacía público el montante de la deuda municipal y que vinculaba, en su mayor parte, a la sentencia judicial que condena al Ayuntamiento por el denominado caso Fadesa.

“Agradezco el importante apoyo técnico, económico y jurídico que la Diputación está prestando para ayudarnos a encontrar una solución a la deuda con la urbanización Costa Miño”, dijo el regidor, mientras se mostraba esperanzado en que hubiese novedades positivas respecto a la posibilidad de alargar los plazos en la devolución de los créditos.

La Diputación apela a la flexibilidad, y también a la sensibilidad, del Ministerio de Hacienda para que el Ayuntamiento de Miño puede aliviar su deuda que asciende a 23 millones de euros.
El presidente, Valentín González Formoso, considera que es la única administración que, en definitiva, puede facilitarle al Gobierno local miñense que cumpla con sus obligaciones financieras sin dejar de atender las necesidades de los vecinos.

“Somos conscientes de que el Gobierno local hereda una situación económica muy difícil y desde la Diputación estamos poniendo a su disposición todos los recursos disponibles en la búsqueda de soluciones que no hipotequen el futuro de los servicios públicos”, dijo el titular de la Diputación, al tiempo que apuntaba que ya tuvieron lugar numerosas reuniones con los servicios de Intervención, Asistencia a los municipios y Asesoría Jurídica para abordar la cuestión.

González Formoso, que ayer realizó una visita institucional a Miño, respondió así al llamamiento del alcalde, Manuel Vázquez Faraldo, que el pasado miércoles, día 21, hacía público el montante de la deuda municipal y que vinculaba, en su mayor parte, a la sentencia judicial que condena al Ayuntamiento por el denominado caso Fadesa.

“Agradezco el importante apoyo técnico, económico y jurídico que la Diputación está prestando para ayudarnos a encontrar una solución a la deuda con la urbanización Costa Miño”, dijo el regidor, mientras se mostraba esperanzado en que hubiese novedades positivas respecto a la posibilidad de alargar los plazos en la devolución de los créditos.

Gallamonde 
Por otra parte, el presidente provincial aprovechó su visita para anunciar la inversión de 200.000 euros en obras de mejora en el campo de fútbol de Gallamonde, concretamente en la instalación de césped artificial.

Formoso anunció que la partida económica se articula a través de un convenio de colaboración entre la Diputación y el Ayuntamiento, que será aprobado en el pleno de principios de septiembre y que permitirá renovar el actual césped artificial del campo, muy desgastado y deteriorado tras más de trece años de uso.

"Tras ver el estado actual del campo es evidente que son unas obras necesarias para devolver unas condiciones adecuadas a estas instalaciones, en las que entrenan y juegan más de 180 jugadores de una decena de equipos de diferentes categorías y edades”, dijo el presidente en un encuentro que mantuvo con miembros de la directiva de la Asociación Deportiva Miño.

Por su parte, Vázquez Faraldo afirmó que el Gobierno local ya tiene muy avanzados los trámites para poder adjudicar las obras y solicitó que la Diputación reinvista en el municipio la baja económico que se produzca en la adjudicación del proyecto.

Club náutico
Presidente y alcalde, acompañados del diputado provincial Bernardo Fernández, también realizaron una visita a las instalaciones del club náutico, situado en el puerto miñense.
El regidor solicitó la colaboración del Gobierno provincial para mejorar el gimnasio del centro, donde entrenan o se inician en los deportes marinos numerosos vecinos. Asimismo, pidió ayuda económica para sufragar el coste de las equipaciones.l

Por otra parte, el presidente provincial aprovechó su visita para anunciar la inversión de 200.000 euros en obras de mejora en el campo de fútbol de Gallamonde, concretamente en la instalación de césped artificial.

Formoso anunció que la partida económica se articula a través de un convenio de colaboración entre la Diputación y el Ayuntamiento, que será aprobado en el pleno de principios de septiembre y que permitirá renovar el actual césped artificial del campo, muy desgastado y deteriorado tras más de trece años de uso.

"Tras ver el estado actual del campo es evidente que son unas obras necesarias para devolver unas condiciones adecuadas a estas instalaciones, en las que entrenan y juegan más de 180 jugadores de una decena de equipos de diferentes categorías y edades”, dijo el presidente en un encuentro que mantuvo con miembros de la directiva de la Asociación Deportiva Miño.

Por su parte, Vázquez Faraldo afirmó que el Gobierno local ya tiene muy avanzados los trámites para poder adjudicar las obras y solicitó que la Diputación reinvista en el municipio la baja económico que se produzca en la adjudicación del proyecto.

Club náutico
Presidente y alcalde, acompañados del diputado provincial Bernardo Fernández, también realizaron una visita a las instalaciones del club náutico, situado en el puerto miñense.

El regidor solicitó la colaboración del Gobierno provincial para mejorar el gimnasio del centro, donde entrenan o se inician en los deportes marinos numerosos vecinos. Asimismo, pidió ayuda económica para sufragar el coste de las equipaciones.

Comentarios