lunes 21/9/20

Comarca-La tormenta vespertina provocó inundaciones en diversas zonas de hasta seis municipios del área

El Ideal Gallego-2011-04-22-019-791f6eea

  redacción>a Coruña

  El repentino aguacero que cayó  alrededor de las 16.30 horas en la zona coruñesa provocó riadas en diversas zonas de los municipios del área metropolitana.
Fuentes del servicio de emergencias del 112 Galicia indicaron, no obstante, que los anegamientos no fueron de importancia. Así en Betanzos los servicios de Protección Civil tuvieron que desplazarse para solventar dos inundaciones. También tuvieron que acudir los de Bergondo, Cambre, Oleiros, Carral y Sada.

El Ideal Gallego-2011-04-22-019-791f6eea

  redacción>a Coruña

  El repentino aguacero que cayó  alrededor de las 16.30 horas en la zona coruñesa provocó riadas en diversas zonas de los municipios del área metropolitana.
Fuentes del servicio de emergencias del 112 Galicia indicaron, no obstante, que los anegamientos no fueron de importancia. Así en Betanzos los servicios de Protección Civil tuvieron que desplazarse para solventar dos inundaciones. También tuvieron que acudir los de Bergondo, Cambre, Oleiros, Carral y Sada.
Según fuentes de la agrupación de voluntarios de Protección Civil de Bergondo, la lluvia afectó de manera considerable al polígono industrial y también fue la causa de un accidente de tráfico que tuvo lugar en la carretera que enlaza la parroquia de Guísamo con el puente de O Pedrido, en las inmediaciones de la casa consistorial bergondesa.
La lluvia también dejó imágenes curiosas en el núcleo de Santa Cruz, en Oleiros, ya que los vehículos que circulaban, por la carretera que une los núcleos de Dorneda y Santa Cristina, se vieron obligados a aminorar la marcha para poder continuar la marcha debido a la gran cantidad de agua que se acumuló en la calzada.
El fenómeno meteorológico provocó, asimismo, inquietud en el municipio de Betanzos ya que se temía que el aguacero pudiese provocar inundaciones en la zona de A Ribeira, en las inmediaciones del malecón.
Es habitual que en la ciudad brigantina se produzcan inundaciones cuando en una misma jornada coinciden la crecida del río Mandeo con la presencia de lluvia. Sin embargo, ayer el agua no alcanzó la urbanización Brigantium como si sucedió esta misma semana los pasados días martes y miércoles.


 

Comentarios