Martes 11.12.2018

Casi un 28% de los edificios del casco histórico de Betanzos está protegido

Un patrimonio artístico y cultural acumulado durante casi ochocientos años, la abundancia de relatos míticos y la construcción de un estilo de ciudad son los ingredientes que componen el antiguo Castro de Untia.

En el casco histórico betanceiro se levantan casi dos mil viviendas, pero más del 20% están desocupadas | archivo ec
En el casco histórico betanceiro se levantan casi dos mil viviendas, pero más del 20% están desocupadas | archivo ec

Un patrimonio artístico y cultural acumulado durante casi ochocientos años, la abundancia de relatos míticos y la construcción de un estilo de ciudad son los ingredientes que componen el antiguo Castro de Untia. Entre las señas de identidad del entorno monumental betanceiro están la convivencia de disciplinas estéticas y la excelencia arquitectónica de sus iglesias, motivo por la que se la considera capital del Gótico de Galicia. Además, debería ser uno de los motores económicos de Betanzos. Porque es el único rasgo que la distingue de otros ayuntamientos del área de A Coruña.
Todos los partidos políticos con representación municipal son conscientes de la importancia del casco histórico para su desarrollo y de la urgencia de actuaciones que detengan el deterioro de su parque de viviendas y la pérdida de peso de la ciudad como cabecera de “As Mariñas de Betanceiras”. Coinciden, además, a la hora de proponer una revisión o sustitución del Plan Especial de Protección y Ordenación del Casco Histórico (Pepoch), aprobado en 1992. Con esta intención, el presupuesto de 2017 recoge, en el capítulo de gastos, las “cantidades necesarias” para iniciar los proceso de recuperación del parque de El Pasatiempo, elaboración del PGOM y revisión del Pepoch.
Según el catálogo del plan, son casi medio millar (446), aproximadamente un 28% del total, las construcciones que no pueden alterarse sin que un técnico especializado en rehabilitaciones dé fe de que las actuaciones respetan las filosofías arquitectónicas que hicieron realidad los inmuebles y que, en consecuencia, protagonizaron la historia de Betanzos.

Viviendas
El catálogo contempla todo tipo de construcciones, desde las civiles hasta las religiosas, pasando por las viviendas de particulares, que son las que más abundan y que completan un buen número de fichas del citado Plan Especial de Protección y Ordenación del Casco Histórico de Betanzos.
Según distintos estudios, en el casco antiguo reside menos de un tercio de la población total del municipio, mientras que el otro tercio vive en la conocida como “nueva”, los barrios construidos en el último medio siglo, y el restante en las parroquias más alejadas o núcleos rurales próximos al casco urbano de Betanzos.
Pero el parque de viviendas de la “ciudad vieja” suma los 1.800 inmuebles, si bien solo estarían habitadas unas 1.500, por lo que la desocupación supera el 20%.

Urgencia
Además, una de las últimas memorias elaboradas a petición del Ayuntamiento de Betanzos, de las 1.800 viviendas integradas en el entorno monumental brigantino, más de seiscientas requieren algún tipo de diligencia, de mayor o menor envergadura, y más de un centenar urgen un intervención inmediata ante el riesgo de desprendimientos o desplome de elementos estructurales de su fachada.
Las menos están restauradas o en fase de rehabilitación, aunque las hay y cada vez se interviene con más mimo en este tipo de inmuebles, en algunos casos con ayudas públicas de las ARI o, en determinadas calles, con las subvenciones para construcciones ubicadas en el trazado del Camiño Inglés a Compostela.

Comentarios