lunes 22.07.2019

Buscan al autor de un atraco a punta de pistola en un banco de Miño

El hombre, con acento extranjero, consiguió llevarse 4.000 euros de una sucursal de A Carreira.

La calle de A Carreira acoge varias sucursales bancarias y la casa consistorial | mónica arcay
La calle de A Carreira acoge varias sucursales bancarias y la casa consistorial | mónica arcay

La Guardia Civil busca al autor de un atraco perpetrado en una sucursal bancaria de Miño. El suceso ocurrió a primera hora de la mañana en una oficina de la calle de A Carreira, en la misma vía que la casa consistorial, cuando el hombre, con acento extranjero, entró a la entidad y, con un móvil en una mano y un arma en la otra, amenazó a los allí presentes y consiguió llevarse un botín de unos 4.000 euros, indicaron los investigadores, que valoran la posibilidad de que la persona con la que hablaba vía telefónica lo estuviese esperando en las inmediaciones y lo asistiese en su huida del centro de Miño. 

El individuo mediría unos 1,75 metros de altura, llevaba vestimenta oscura y una boina en la cabeza, indicó la Guardia Civil, que se desplazó de inmediato hasta A Carreira. La sucursal, en la que en el momento de los hechos había cuatro empleados,  a los que el atracador ordenó entrar en una sala, cerró sus puertas “por motivos técnicos”, mientras en el entorno seguían con sus indagaciones varios agentes de la Guardia Civil. Según indicaron, las cámaras de seguridad grabaron el momento del asalto y se están revisando para tratar de identificar al autor y a sus hipotéticos colaboradores, ya que no se descarta que lo estuviesen esperando en un coche en el exterior, una posibilidad por que preguntaron a varios ciudadanos en A Carreira.  


Desde el instituto armado precisaron que el hombre, identificado por las cámaras, es el mismo que asaltó el pasado diciembre una sucursal en la calle Juan Florez, en A Coruña, y meses antes, una oficina de Caja Rural. 


Este atraco sucede cuando se cumplen ocho años de sendos casos similares en la misma calle, en los primeros meses de 2011. El cuarto asalto a una entidad bancaria de la comarca de Betanzos en cuestión de semanas ocurrió minutos antes del cierre cuando dos encapuchados accedieron al interior del establecimiento, ya sin clientes, y amenazaron a los empleados con sendas pistolas..

Dos semanas antes, a veinte metros, en la acera contraria, los cacos utilizaron el como método del butrón para entrar en otra oficina, donde esperaron a la llegada del personal, a los que amenazó con un arma de fuego y un cuchillo de grandes dimensiones. En este caso, el modus operandi fue similar al seguido días antes en Oza. Unos meses convulsos para el área betanceira, que se completaron con otro caso en Curtis. 

Comentarios