jueves 22/10/20

Betanzos urge una decisión sobre el antiguo ambulatorio, ahora en manos del Estado

El Ayuntamiento de Betanzos insta al Ministerio de Empleo y Seguridad Social a adoptar medidas en relación al antiguo ambulatorio, en la calle del Pintor Seijo Rubio. U

El Ayuntamiento de Betanzos insta al Ministerio de Empleo y Seguridad Social a adoptar medidas en relación al antiguo ambulatorio, en la calle del Pintor Seijo Rubio. Un asunto que está sobre la mesa desde hace más de un decenio, casi desde el cierre de las instalaciones médicas por la apertura del Centro de Saúde do Carregal, en el verano de 2005.


Pero, los acontecimientos se han precipitado después de los últimos actos vandálicos, que causaron importantes daños en el inmueble, desde la rotura de cristales hasta pintadas, pasando por destrozos en las puertas, tanto en la entrada principal como en las posteriores, por la plaza de Uxío Novoneyra y la prolongación de la calle de Rosalía de Castro. No es la primera vez que sucede y, en ocasiones anteriores, los servicios municipales se encargaron de retirar cristales y acondicionar el entorno, teniendo en cuenta los riesgos de estos materiales en un área especialmente transitada, en pleno centro de Betanzos.

“Dadas sus condiciones, cada día que pasa, el impacto visual es más negativo, por el paso del tiempo y la ausencia de mantenimiento por parte de la administración de la que depende”, explicó el Ayuntamiento de Betanzos.

Sindicatos
Por eso, el alcalde, Ramón García Vázquez, ha vuelto a plantear al Ministerio de Empleo y Seguridad Social a tomar una decisión sobre estas instalaciones y, “en caso de que no prevean un uso del mismo, lo cedan, por ejemplo a la Xunta, para destinarlo al centro de día que solicita desde hace años el Gobierno de Betanzos”.

En la misma situación está la antigua casa sindical, cuya cesión se reclama desde 2012.

Comentarios