sábado 31/10/20

Betanzos-Una docena de firmas opta a la construcción de la nueva pasarela de A Ribeira a Caraña

El Ideal Gallego-2011-05-12-020-df9e01c7

  lucía tenreiro > betanzos

  El Ayuntamiento de Betanzos ha recibido una docena de ofertas para la construcción del nuevo puente de madera del Mandeo, entre O Malecón da Ribeira y el Paseo del Municipio de Bullas, en la zona de Caraña-O Xuncaliño.
La mesa municipal de contratación celebró su primera reunión para la apertura de plicas y el análisis de las propuestas económicas, así como el plazo de ejecución establecido por cada una de las empresas participantes. Ahora, serán los técnicos municipales quienes se encarguen de valorar los distintos planteamientos.

El Ideal Gallego-2011-05-12-020-df9e01c7

  lucía tenreiro > betanzos

  El Ayuntamiento de Betanzos ha recibido una docena de ofertas para la construcción del nuevo puente de madera del Mandeo, entre O Malecón da Ribeira y el Paseo del Municipio de Bullas, en la zona de Caraña-O Xuncaliño.
La mesa municipal de contratación celebró su primera reunión para la apertura de plicas y el análisis de las propuestas económicas, así como el plazo de ejecución establecido por cada una de las empresas participantes. Ahora, serán los técnicos municipales quienes se encarguen de valorar los distintos planteamientos.
El presupuesto de la obra, que consistirá en la sustitución de la pasarela actual, muy deteriorada, por otra de características similares, asciende a 225.531,29 euros.  

Obras > El gobierno municipal explicó ayer que el diseño deberá “igualar” al de la estructura instalada hace más de 17 años en la misma zona, y que los trabajos no  podrán prolongarse más de tres meses “a contar desde la firma del acta de replanteo” o, en cualquier caso, se ajustará a los plazos fijados en la oferta que resulte elegida y que constará en contrato.
La primera edil, María Dolores Faraldo Botana, reiteró que la intervención en la zona se produce con años de retraso por la “falta de diligencia” del Gobierno de Rodríguez Zapatero. La Demarcación de Costas en Galicia autorizó, con fecha de 16 de febrero de 2011, la ocupación de 163,21 metros de terrenos de dominio público marítimo- terrestre en A Ribeira. El permiso llegó, según indicaron desde el consistorio betanceiro, “358 días después” de que el gobierno local lo solicitase por última vez, en febrero de 2010.
La aprobación remitida por el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino dio luz verde al Ayuntamiento de Betanzos para iniciar el proceso de contratación de los trabajos de instalación de una nueva pasarela pero, para la alcaldesa, también confirmó “lo que venía denunciando el equipo de gobierno en cuanto a que el puente se había construido en 1993, con el PSOE, sin autorización del Gobierno del Estado”.

Críticas > Faraldo reiteró que, además del tiempo transcurrido desde el envío por parte del Ayuntamiento a Costas de la última documentación solicitada, los trámites de esta actuación se iniciaron en octubre de 2008 cuando se pidió la autorización por primera vez para acometer el proyecto.
Según el Partido Popular, ahora en minoría al frente del consistorio, ante la falta de respuesta del organismo, la Alcaldía de Betanzos enviaría un nuevo escrito preguntando por la situación del expediente, “recibiendo por respuesta que el puente carecía de concesión de ocupación pese a ser construido en 1993, y que por tanto, el Ayuntamiento de Betanzos debía completar los trámites pertinentes para poder obrar”, dijo.
Según Faraldo, esta advertencia obligó al grupo dirigente a elevar a pleno el expediente “con el fin de ‘legalizar’ su situación” y, posteriormente, proceder a la sustitución de la estructura, entre O Malecón, en A Ribeira, y el  Paseo del Municipio de Bullas, en Caraña-O Xuncaliño.
Una vez enviado el beneplácito plenario, Medio Ambiente requirió más documentación al Ayuntamiento de Betanzos, en concreto, un plano sobre la localización del puente y la afectación de la zona de dominio público. “En todo este tiempo –quiso aclarar la alcaldesa–  el consistorio contaba con la partida presupuestaria necesaria para acometer las obras, sin que pudiera hacerlo como consecuencia de no poseer el permiso”.


 

Comentarios