Los trabajos de canalización en la glorieta con la avenida de Arteixo estrangulan la ronda de Nelle

Las obras en la rotonda continúan causando trastornos en el tráfico | quintana

Las obras en el cruce de la avenida de Arteixo con la ronda de Nelle avanzan a muy buen ritmo, según fuentes municipales. Gracias, en parte, al tiempo seco de las últimas semanas. Sin embargo, las obras de canalización que han comenzado esta semana han provocado embotellamientos en horas punta, e incluso un accidente sin heridos durante la mañana de ayer. El corte parcial de la rotonda impidió desde el lunes el giro a la izquierda en dirección bajada y aquello provocó un embotellamiento desde el principio que obligó a la Policía Local a ofrecer otra alternativa a la circulación, pero los embotellamientos continúan, y el PP tacha la situación de “caos”. 


Los problemas de tráfico persisten a pesar de las rutas alternativas que ofrece el Gobierno local al tráfico 



El tramo que se ha cortado para las obras de canalización (que deben terminar el lunes) no solo impiden girar a la izquierda en dirección bajada desde la avenida de Arteixo. Igualmente impide a los vehículos que entran en la ciudad por la avenida de Arteixo llegar hasta Juan Flórez. La alternativa inicial consistía en girar por la ronda de Nelle abajo y cambiar de sentido a la altura de la calle de Sinforiano López y regresar a la rotonda.

Pronto se vio que era impracticable, porque provocaba constantes embotellamientos al concentrar la circulación de la rotonda en dos carriles. Por eso, la Policía Local decidió cambiar de táctica y desviar el tráfico antes, habilitando un nuevo cambio de sentido antes de llegar a la calle de Ribadavia. Esta medida ha servido para aliviar la circulación, aunque sigue sufriendo congestiones puntuales, dado que existen dos semáforos y un paso de peatones en ese punto. Por eso, siempre que sea posible, se aconseja a los conductores tomar otras rutas, como la Tercera Ronda o Alfonso Molina, para entrar en la ciudad.



Más obras


A estas obras se suman las de la avenida de Finisterre, cerca del cruce con la ronda de Outeiro, que también afecta al tráfico en dirección entrada, lo que dificulta el acceso diario de vehículos desde el área metropolitana. Aún así, las fuentes municipales consultadas insisten en que el trabajo de canalización de gas, que es lo que causa este trastornos, se habrá solventado el lunes. 


Los trabajos de urbanización de la zona continúan a buen ritmo pero no estarán concluidos hasta mayo 



En cuanto al cruce en sí, no se espera que concluyan las obras hasta mayo, puesto que implica un proceso de reurbanización completo no solo en el cruce en sí, sino también en gran parte de la avenida de Arteixo en dirección al Palacio de la Ópera. Se plantarán árboles, se instalará mobiliario urbano y se reordenará el aparcamiento para ganar espacio para el peatón sin perder plazas.

Hay que tener en cuenta que la nueva glorieta se abrió al tráfico el 17 de diciembre, después de dos meses de obras que no estaban previstas, y que el Ayuntamiento decidió acometer al descubrirse grietas en las paredes del paso inferior. Urbanismo decidió entonces que era el momento de acometer una reurbanización y eliminar esa “trinchera”, como la definió entonces e concejal del área, Juan Díaz Villoslda, igual que ocurrió con el paso a nivel de la avenida de Finisterre, que se volvió obsoleto después de que la apertura de la Tercera Ronda redujera la intensidad de la circulación de la ronda de Nelle un 33% en cinco años. 

Los trabajos de canalización en la glorieta con la avenida de Arteixo estrangulan la ronda de Nelle

Te puede interesar