Los trabajadores de la recogida de basura amenazan con la huelga

La recogida de basura también se lleva a cabo durante el día | quintana

Aunque la basura está desapareciendo de las calles, podría ser solo una tregua. La empresa concesionaria, PreZero, y el comité de empresa, cuyo sindicato mayoritario STL, habían comenzado a negociar esta semana en el servicio de mediación de la Xunta, el AGA, pero ayer el diálogo concluyó sin ningún acuerdo. El presidente del comité de empresa, José Luis Varela, amenaza con convocar una huelga.


Ambas partes estuvieron debatiendo durante toda la tarde, pero el contenido de la conversación difiere bastante dependiendo de a quien se le pregunte. Fuentes de la empresa, aseguran que el comité había exigido anular las sanciones a los empleados amonestados por bajo rendimiento, así como retirar las denuncias presentadas ante la Policía Nacional contra varios representantes de los trabajadores por la campaña de sabotaje que ha quemado numerosos contenedores y dos camiones. Por su parte, desde STL lo niegan e indican que solo han solicitado el cumplimiento del convenio colectivo, sobre todo en cuestiones de seguridad. “No sacan a la calle los camiones nuevos, y estamos trabajando con algunos que llevan más de veinte años de servicio”, denuncia Varela. Además, habría otras cuestiones, sobre el plan de igualdad y la representación sindical.


La huelga amenaza con empeorar de nuevo la situación cuando tan solo tres días después de que se declarara la emergencia sanitaria, la alcaldesa, Inés Rey, consideraba que la ciudad está volviendo a la normalidad y que espera que, en dos días, la basura desaparezca de las calles. La empresa concesionaria, PreZero, está trabajando día y noche con la ayuda de otra empresa, Tragsa, que ha sido contratada de forma extraordinaria por el Ayuntamiento. El miércoles se retiraron 365,76 toneladas de basura desde la medianoche hasta las diez y media.


El martes habían sido 350,50 las toneladas, que contrasta con las 138 que se habían recogido el domingo, el último día antes de que se declarara el estado de emergencia. “Se mantienen estos niveles.”, declaró la regidora, que destacó que el Gobierno local ha actuado con la “máxima diligencia”. Rey aludía así a las declaraciones del PP, que la acusaba de “mirar para otro lado” en esta crisis. “Hemos exigido a las empresas el cumplimiento del servicio con absoluta contundencia, se ha denunciado a la Policía los actos vandálicos y pusimos a disposición de la empresa protección de la Policía Local. No hemos cedido a la presión de unos como otros y la contratación de emergencias ha permitido solucionar el problema en tiempo récord”.


“Filosofía marianista”

Rey calificó la actitud del PP de “filosofía marianista”, en referencia al famoso lapsus del presidente Mariano Rajoy en 2017, cuando interpeló en el congreso a Pablo Iglesias: “Cuanto peor para todos, mejor, mejor para mí el suyo beneficio político”. Es decir, que cuanto peor le va a la ciudad, mejor cree el PP que le va a ellos, según Rey. Por el contrario, elogió a la Marea, con la que ha pactado los presupuestos. La coordinadora municipal de Vox, Eva Castro Caridad, aseguró que “los coruñeses están siendo víctimas de la nefasta gestión del gobierno bipartito PSOE-la Marea” y calificó la situación de “emergencia sanitaria”.


Por su parte, FCC, la concesionaria del limpieza viaria, se reunió ayer con su comité de acuerdo, también de STL, y consiguieron un preacuerdo para actualizar los sueldo según el IPC en los próximos años. Hoy los trabajadores se reunirán en asamblea para decidir si aceptan el acuerdo o si hay también conflicto.

Los trabajadores de la recogida de basura amenazan con la huelga

Te puede interesar