El sector del taxi muestra su asombro tras el anuncio de colaboración por parte de Cabify

Varios taxis esperan en la parada de la Plaza de España | javier alborés

Cabify invitó a los coruñeses a una fiesta en la que el anfitrión no sabe de su existencia. Al menos esa es la sensación que transmiten los dos principales operadores del taxi en la ciudad, después de que la plataforma de movilidad anunciase un acuerdo de colaboración. Los presidentes de Tele Taxi y Radio Taxi, a los que están adscritos la inmensa mayoría de licencias, muestran su estupor y apuntan a una maniobra comercial para aprovechar el nombre de la fórmula tradicional.


Según anunció el pasado lunes, Cabify habría llegado a un acuerdo con el sector según el cual los dos métodos tradicionales entrarían en una especie de convivencia: el cliente pagaría la diferencia entre el precio del servicio que marca la app en el momento de solicitar el coche y lo requerido por el taxímetro al llegar al punto de destino. Es decir, tanto el conductor como el vehículo estarían circulando con la licencia de taxi tradicional y la app funcionaría como mero intermediario. Además, en su comunicado, Cabify hacía referencia una encuesta de producción propia, en la que apuntaba al alto grado de satisfacción del acuerdo entre los taxistas tradicionales, sin aportar más información.


Todo el relato fue recibido con una mezcla de estupor e incredulidad por parte de las dos agrupaciones principales de la ciudad, competencia entre ellas pero unidas en la defensa de su sector. Manuel Sánchez Quindimil, presidente de la Federación Gallega del Taxi (Fegataxi), así como de Tele Taxi, no solamente niega cualquier tipo de contacto o comunicación por parte de Cabify, sino que apunta a una estrategia de los VTC: “No han hablado con nosotros para nada, lo que están haciendo es publicidad engañosa”. En ese mismo sentido, Antonio Vázquez, su homólogo en Radio Taxi, percibe el movimiento de forma muy semejante. “La noticia nos cogió por sorpresa, pero creemos que se trata de una maniobra publicitaria”, explica. En caso de comunicación, no obstante, ambos coinciden en señalar que ese tipo de colaboración no tendría sentido y sería una suerte de disparo al pie para un sector que acaba de solicitar ayudas municipales, tal y como recuerda Sánchez Quindimil: "Estamos pidiendo ayudas al ayuntamiento, así que no vamos a darles el trabajo a ellos sin tarifa y dándoles una comisión".


En contra de los estatutos

Los taxistas de A Coruña se dividen en su mayoría entre Tele Taxi y Radio Taxi a la hora de prestar sus servicios, y ambos cuentan con aplicaciones propias que entrarían en competencia directa con Cabify. Ante la posibilidad de que alguno de sus adscritos pudiese ofrecer el servicio descrito por la plataforma, son tajantes. El presidente de Tele Taxi alude a la responsabilidad de sus propios conductores: “Nuestros trabajadores son mucho más inteligentes que eso. El taxi ya tiene sus aplicaciones y y no van a trabajar para la competencia”.


Desde Radio Taxi, por si acaso, han vuelto a poner a los asociados sobre aviso.. “Por los estatutos, tenemos terminantemente prohibido que algún taxista pueda colaborar con ellos y hemos informado a los socios otra vez de ello”, finaliza su presidente, que lamenta un intento de subcontratación por parte de Cabify.

El sector del taxi muestra su asombro tras el anuncio de colaboración por parte de Cabify

Te puede interesar