El reto de La tienda de Lino: vender tantas orejas de carnaval como butacas tiene Riazor

Los responsables de La tienda de Lino, con las orejas | patricia g. fraga

La tienda de Lino, el establecimiento de productos gourmet de la calle de Novoa Santos, afronta un reto para este carnaval: vender 33.000 orejas, tantas como butacas tiene el estadio de Riazor.


Con cuarenta centímetros de diámetro y una receta con “el secreto de Mary”, el objetivo está cada vez más cerca de cumplirse. “El año pasado vendimos 18.000 y este año, comentando cuál sería la estrategia para carnaval, pensamos en el reto que tiene el Depor para subir de categoría, así que fijamos la cifra en 33.000 como un gesto de apoyo”, dice Gonzalo.


Por el momento este establecimiento ha vendido unas 13.000 orejas, “por encima de la media del año pasado”, algo que demuestra la colaboración que está recibiendo por parte de los coruñeses. La tienda de Lino, cuyos dulces del Entroido triunfan cada año, cumplió en 2021 su cincuenta aniversario. Fue en 1971 cuando Mary y Lino se establecieron en la zona de Cuatro Caminos para conquistar, con producto de primera calidad, el barrio.


Hace doce años que se llevó a cabo la reforma que transformó el negocio en un local gourmet y ya tienen en mente continuar su evolución. “Tenemos previsto hacer más cosas y la gente se vuelca con nosotros”, asegura. 

El reto de La tienda de Lino: vender tantas orejas de carnaval como butacas tiene Riazor

Te puede interesar