El pleno aprueba la prórroga para delegar multas a la Diputación

Vista del salón de plenos durante los cuatro minutos de silencio de ayer | Pedro puig

El pleno ordinario del mes de abril del Ayuntamiento de A Coruña aprobó la delegación en la Diputación la recaudación de sanciones en vía ejecutiva que se le impongan, dentro de la ciudad, a personas empadronadas en otros municipios.

Esto, según apuntaba el portavoz del Ejecutivo local, se hace en pos de garantizar el pago de dichas sanciones, localizando y apremiando al pago a los sancionados, algo que indicaba se escapaba del poder municipal.

Esta delegación se aprobó hace una década para las sanciones derivadas de infracciones de tráfico dentro del término municipal. Ahora, se prorroga (con los votos favorables del grupo de Gobierno, de la Marea Atlántica y de la concejala no adscrita, junto a la abstención del BNG y del PP).

Pero se prorroga con la intención de extender esta delegación a otras sanciones. Era la portavoz popular, Rosa Gallego, la que enumeraba durante el debate que ahora se delegarán también las multas por contaminación acústica, alteración de la convivencia, las sanciones medioambientales o las derivadas de ejecuciones de obras, entre otras. “¿Todo esto no se recaudaba antes?” cuestionaba Gallego al Ejecutivo local acerca de la renovada delegación.

El edil de Marea, Iago Martínez, también cuestionaba otro aspecto, al señalar que la Diputación “non contempla” la ampliación que estaba abordando el salón de plenos. No obstante, su formación permitió la aprobación.



Memoria democrática


También salió adelante la propuesta de cambio de nombre del CEIP Sanjurjo de Carricarte por el de Torre de Hércules, solicitado por el consejo escolar del centro.

Lo hizo con el voto en contra del PP, que apelaba a que el reglamento para retirar honores no contempla el motivo que se estaba alegando. El resto de formaciones aplaudían este posible cambio de nombre, como era el caso de la concejala del BNG Avia Veira que tildaba de “barbarie” el hecho de que el CEIP siguiese teniendo ese nombre “47 anos despois”. Ahora, la Consellería de Educación deberá ratificar el cambio.

También se aprobó nombrar una calle con el nombre de Ciudades Educadoras, sin especificar cual. Pese a la aprobación, la oposición reclamó un listado de calles aprobadas que todavía no se ha incluido en el callejero.



Eficiencia energética


Salió adelante también la modificación de la ordenanza que regular las concesiones de ayudas a la hora de rehabilitar y conservar viviendas.

El objetivo era beneficiar a los participantes del proyecto de monitorización energética y que puedan gozar de beneficios a la hora de solicitar ayudas. 

El pleno aprueba la prórroga para delegar multas a la Diputación

Te puede interesar