El paro registró en marzo su primera caída del año en las comarcas de A Coruña y Betanzos

Tras dos subidas durante los meses de enero y febrero, el número de parados en las comarcas de A Coruña y de Betanzos registró su primera caída del año en marzo.


Las dos subidas de principio del año habían elevado el número de personas en paro en la ciudad coruñesa por encima de las 15.000, aunque manteniendo valores que no se veían desde la crisis financiera del 2008.
A pesar de la caída del pasado mes de marzo, el paro en la urbe herculina sigue por encima de los 15.000, tras solo restar 49 parados (15.140).


En el caso de la localidad brigantina, se rebajó el nivel de los 700 parados (697) tras superarlo durante los meses de enero y de febrero.


Localidades que suben

En ambas comarcas la caída del paro es generalizada, pero con alguna excepción, como son los municipios de Oleiros (que sumó 29, hasta 1.686), Culleredo (que suma diez, hasta 1.707) o Bergondo (que incrementó el número de parados en cinco, hasta 338) en la comarca coruñesa.


En la comarca de Betanzos, las excepciones son Aranga (cuatro más, haciendo un total de 64), Oza-Cesuras (suma dos, hasta un total de 193) o Vilasantar (donde aumentaron en uno, hasta hacer un total de 34). Curtis y Vilarmaior, por su parte, se mantuvieron invariables, con 158 y 40 parados, respectivamente.


El resto de municipios, por el contrario, pudieron anotar descensos, tal y como se apreció en los datos correspondientes a Abegondo (tres menos), Arteixo (-31), Cambre (-7), Carral (-5) y Sada, en la comarca coruñesa; además de en Coirós (-4), Irixoa (-5), Miño (-2) y Paderne (-5) en lo referente a los ayuntamientos de la comarca de Betanzos. En el global de la provincia, la caída del número de parados fue de 811 (60.790). 


Por sectores

De los 15.140 parados que había en marzo en la ciudad de A Coruña, la mayoría pertenecían al sector servicios (11.586), mientras que solo 240 habían estado empleados en los ámbitos de la agricultura y de la pesca.


Otras 963 personas pertenecieron al sector industrial, mientras que 908 estaban vinculados a la construcción. Los poco más de 1.100 vecinos restantes no tenían empleo con anterioridad.

El paro registró en marzo su primera caída del año en las comarcas de A Coruña y Betanzos

Te puede interesar