Nueve de cada diez coruñeses están expuestos a un nivel perjudicial de ruido

Vista de tráfico rodado en la avenida de Linares Rivas durante una jornada laborable | Patricia G. Fraga

Nueve de cada diez vecinos de la ciudad estarían expuestos a niveles perjudiciales de ruido, concretamente el 90,40%, según un estudio de ISGlobal.


La entidad, impulsada por la Fundación La Caixa, ubica a la ciudad coruñesa como una de las urbes europeas con un mayor porcentaje de población expuesta a estos niveles perjudiciales, que vincula, principalmente, al ruido derivado del tráfico rodado.


A nivel estatal, solo ciudades como Málaga, Logroño o Santander superan el porcentaje que registra la ciudad coruñesa, con urbes como Santa Cruz de Tenerife despuntando, con más de un 96% de vecinos afectados.


En lo que se sitúa casi a la cabeza la ciudad, según el estudio de ISGlobal, es en el porcentaje de población que dice estar muy molesta con esta situación. Concretamente, una quinta parte (el 20,5%), solo superada por dos municipios: Móstoles (23,3%) y Mislata, en Valencia (21,2%).


Tráfico y ocio

El citado estudio, vincula estos niveles perjudiciales y molestias al tráfico rodado y recuerda que “la OMS recomienda que el nivel de ruido medio registrado a lo largo de 24 horas no sobrepase los 53 decibelios”.


Pero, en el caso de la localidad herculina el ruido del tráfico es muy notable, pero las molestias vecinales no solo se circunscriben a ese factor.


Echando mano de los datos procedentes de los medidores de ruido instalados por la ciudad, se puede observar que, entre las 10.00 y las 20.00 horas, en entornos como la avenida de Alfonso Molina el nivel de ruido no desciende de los 75 decibelios (perteneciente este dato al último viernes analizado por el medidor: el 11 de febrero).

Pero las molestias también se derivan de otros factores, como el ocio nocturno. 


Observando los datos del medidor de la zona de las calles Socorro y Orzán, este último viernes (25 de marzo) el pico de ruido se certificaba entre las 01.00 y las 02.00 horas, alcanzando los 72 decibelios.


A pesar de los descensos intermedios (al orden de los 66 decibelios), el segundo pico más alto se da en torno a las 04.00 horas, sobrepasando de nuevo los 70 decibelios.


De este problema se vienen quejando los habitantes de esta zona desde hace años, haciendo mayor hincapié, si cabe, en los últimos meses. La última queja la realizaron ayer a través de las redes sociales, colgando un vídeo en el que se aprecia como los niveles de ruido de las personas que permanecen en la calle hasta altas horas de la madrugada impiden el correcto descanso de los vecinos, sobrepasando, además, los umbrales recomendados por la OMS citados anteriormente, aunque sea solo en momentos puntuales.

Nueve de cada diez coruñeses están expuestos a un nivel perjudicial de ruido

Te puede interesar