Los mercados municipales afrontan un año de ilusión a la espera de nuevos licitadores

Un hombre consume en un puesto de la plaza de Lugo | patricia g. fraga

Los mercados municipales encaran un año lleno de ilusión y nuevos proyectos. Con el objetivo de “poner en valor todo lo que tenemos en el comercio de proximidad”, la concejala de Comercio, Mercados y Barrios, Diana Cabanas, hacía este mismo viernes un llamamiento a todos los coruñeses para que consumiesen en las plazas de abastos de la ciudad.


Estas, según datos facilitados por el propio Gobierno local, están a la espera de once licitadores para nuevos puestos y tienen a día de hoy casi la mitad de los locales vacíos que había en 2019, cuando Inés Rey comenzó a gobernar. Eso sí, las circunstancias son diferentes, ya que los mercados de Adormideras y Santa Lucía no se encuentran activos, al estar el primero en obras (a punto de terminarse) y el segundo a la espera de reforma.


En total, en los mercados que están activos, hay 330 puestos, de los que 46 están desocupados. El estado de las plazas de abastos es diferente.


En Elviña, de sus 54 locales, destaca el hecho de que ninguno está vacío; Ramón Cabanillas, por su parte, tiene dos de los doce puestos sin ocupar; al igual que San Agustín, que cuenta con 37 establecimientos. En este último, sin embargo, el Ayuntamiento indica que existe cierto número de puestos con medidas no operativas que ya no computan y que en un futuro serán reordenados.


Puestos

Monte Alto, pese a que está pendiente de reforma, figura en el listado con 32 puestos, de los que doce están vacíos. “Es preciso esperar a la reforma para especificar el nuevo reparto de puestos y la demanda 

existente”, apuntan las mismas fuentes municipales.


Entre las restantes, Palavea cuenta con cinco locales en total, cuatro de ellos sin ocupación; la plaza de Lugo 140, catorce inactivos; y As Conchiñas, con datos de 2020, tiene cincuenta locales, doce vacíos.


Existe, a mayores, un proceso abierto de adjudicación de puestos al que se presentaron once licitadores. “Mi labor como concejala es poner en valor todo lo que tenemos en los mercados porque no hay nada como venir a comprar el producto de cercanía y el trato que te ofrecen nuestros placeros”, dijo Cabanas, quien, a su vez, recordó que “los comerciantes han estado en lo peor de la pandemia. Se han arriesgado y no nos ha faltado de nada”.


Como conclusión, la concejala hizo un llamamiento a los coruñeses para que “acudan al comercio local en vez de ir a las grandes superficies”. Diana Cabanas hizo estas declaraciones en la presentación de la campaña “Mójate por el comercio local”, bajo la cual ayer se repartieron 400 paraguas en la plaza de Lugo con el fin de agradecer a los clientes su fidelidad.


El presidente de la Asociación de Placeros Plaza de Lugo, Pedro Dafonte, destacó el gran ambiente que hubo ayer. “Hubo mucha gente, y eso que no contábamos con tantas visitas. No cabe duda de que los coruñeses han respondido muy bien. Este año tenemos mucha ilusión”.

Los mercados municipales afrontan un año de ilusión a la espera de nuevos licitadores

Te puede interesar