Inés Rey conoce los proyectos de transición energética en su visita a la refinería de Repsol

Natalia Barreiro, Mar Rodríguez, jefa Conversión; Inés Rey, David García, Técnico Soporte Operación; María del Mar Rodríguez Varela, Operadora de área de FCC, y Jacobo Aguado, Subdirector de Personas y Organización/Repsol

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, ha visitado esta mañana la refinería de Repsol acompañada por la directora del complejo industrial, Natalia Barreiro, y los responsables de las diferentes áreas de la planta coruñesa. Tras una reunión inicial en la que se presentaron los aspectos más destacados de la refinería, la regidora municipal ha recorrido parte de las 40 unidades que conforman las 150 hectáreas del complejo industrial, pudiendo conocer el funcionamiento de uno de los principales motores industriales y económicos de Galicia desde hace 58 años.


La alcaldesa ha visitado la nueva unidad de obtención de propileno grado polímero, construida en 2020 y puesta en marcha el pasado año, y que ha permitido mejorar la competitividad de la refinería al aumentar la producción de esta materia prima esencial para fabricación de una gran variedad de productos de la vida cotidiana.


Empleados del área de conversión han explicado a Inés Rey tanto los procesos de la nueva planta como el funcionamiento de alta tecnología de la sala de control de Nostián, uno de los dos “cerebros” de la refinería, desde donde se controlan todos los parámetros de operación de las unidades de esa área.


Por otro lado, durante la visita institucional de esta mañana, la regidora municipal ha sido informada de distintos proyectos que se están desarrollando en las instalaciones de Repsol, dentro de la transformación

industrial en la que se encuentra inmersa la refinería coruñesa para convertirse en un complejo más eficiente con un modelo energético descarbonizado y que contribuya al objetivo de Repsol de ser una compañía cero emisiones netas en 2050.


Así, de la mano de Natalia Barreiro y su equipo directivo, Inés Rey ha conocido los trabajos e inversiones que se están realizando durante la actual parada programada en cuatro unidades del área de Conversión de la refinería, y que van a permitir incrementar la producción de biocombustibles con baja huella de carbono, comenzando este 2022 a procesar más de 5.500 toneladas y aumentando la cifra hasta llegar a las 10.500 toneladas  en 2024.


La refinería de Repsol en A Coruña y su apuesta de futuro

La refinería de A Coruña es uno de los principales motores económicos de empleo de Galicia. En el complejo industrial trabajan cerca de 650 personas que desempeñan su actividad en puestos cualificados y especializados, una cifra que se eleva a 1.000 personas si se tiene en cuenta el empleo indirecto a través de empresas contratistas. Esta cifra se eleva durante los períodos de parada, pudiendo aumentar entre 500 y 1.500 personas más. Asimismo, el tejido empresarial y la influencia en el entorno económico y social, amplía a 3.000 empleos inducidos.


Además, la refinería de Repsol se encuentra inmersa en una transformación industrial que apuesta por el futuro de las instalaciones coruñesas. La compañía ha invertido en los últimos años en A Coruña más de 200 millones de euros en proyectos de transición energética que están destinados a la reducción de emisiones, al aumento de producción de biocombustibles, a la mejora de la competitividad con nuevos productos y al proyecto de traslado de los tráficos de crudo al Puerto Exterior de Langosteira, que concluirá a finales de verano de 2022.

Inés Rey conoce los proyectos de transición energética en su visita a la refinería de Repsol

Te puede interesar