Indignación por la nueva estación de bicis en Matogrande: “Hay que vender el coche”

Nueva estación de bicicletas eléctricas en la calle de Sebastián Martínez Risco | patricia g. fraga

En la misma semana en la que la alcaldesa, Inés Rey, sugiriese que todos los coruñeses con vehículo deberían tener también una plaza de aparcamiento en propiedad o de alquiler, los vecinos de Matogrande no contienen su enfado ante la sorpresa con la que amanecieron ayer.


Una nueva estación de bicicletas eléctricas de la red BiciCoruña fue instalada a primera hora en la calle de Sebastián Martínez Risco, algo que conlleva la pérdida de tres plazas de estacionamiento. Esta alteración de la vía no ha tardado en despertar todo tipo de opiniones, sobre todo si se tiene en cuenta que los residentes de este distrito denuncian desde hace meses el “caos” que supone tratar de encontrar un sitio en la calle para dejar el coche.


Terrazas

“Definitivamente hay que vender el coche, jugada maestra”, comenta el presidente de la entidad vecinal, Esteban Velasco. Otros residentes del barrio también reaccionaron con ironía y aseguraron que estaban pensando en “comprar una escoba voladora o la alfombra de Aladin”.


Hace dos meses la asociación de Matogrande solicitó por registro declarar el distrito como “zona de exclusión de terrazas en plazas de aparcamiento”, ya que, en palabras de Velasco, “tenemos cuatro o cinco calles principales, porque es un barrio pequeño, pero en estos pocos metros cuadrados albergamos un colegio, un centro de salud, dos residencias de ancianos y la Dirección Provincial de A Coruña del Instituto Nacional de Seguridad Social, por lo que realmente no hay sitio para los residentes para poder aparcar”. Ahora, el presidente de la entidad dice que todavía no han recibido respuesta por parte del Gobierno local sobre esta cuestión. Esteban Velasco, por otra parte, explica que estas tres plazas de aparcamiento que ya no se podrán usar se suman a otras dos que acaban de perder por una nueva instalación de una terraza. “Además, lo han hecho a escondidas y sin avisar a nadie. Ya había una estación en la plaza privada de Enrique Mariñas, pero parece que el dueño de la plaza manda más que el propio Ayuntamiento”, afirma. Tras la instalación de la estación, los residentes fotografiaron a varios coches en doble fila junto a los cargadores. “Espero que no tengamos ahora más doble fila y los usuarios que queramos usar la bici podamos hacerlo. Si ya empiezan a dejar coches en el espacio del cargador y todavía no hay bicis...”, considera el portavoz vecinal.


El concejal de Urbanismo, Francisco Dinís Díaz Gallego, se refirió a la polémica generada por las nuevas estaciones a través de su perfil de Twitter. “Las bicicletas son vehículos y como tal deben estar en la calzada o vinculados a vías ciclistas o ciclables, no en espacios peatonales. La nueva red de BiciCoruña sigue este criterio, similar al de todas las ciudades que lo han implantado en estos años”, dijo.


El objetivo, según el concejal, es “evitar la interferencia con vías peatonales y acercarlas a posiciones más estratégicas”.

Indignación por la nueva estación de bicis en Matogrande: “Hay que vender el coche”

Te puede interesar