La finca de Proyecto Hombre nunca fue parte de la ampliación del Chuac

Plano del Chuac con la parcela de la polémica marcada por un círculo
|

La polémica entre el Ayuntamiento y la Xunta por el destino que se dará a finca a expropiar para construir el Nuevo Chuac que estalló este lunes continuó ayer con las declaraciones de la alcaldesa, Inés Rey, que aseguró que el Gobierno Gallego se había cubierto de “ridículo”, al criticar que el Ayuntamiento había cambiado de opinión sobre el fin de esa finca que, en vez de destinarse a compensar a los expropiados, iba a dedicarse a un edificio para Proyecto Hombre, lo que suponía un escollo para el proceso de construcción del nuevo hospital. Lo que ocurrió, explica Rey, es que la empresa que ganó el concurso del diseño decidió incluirla como una mejora del proyecto “por su cuenta y riesgo” tres meses después de que el Gobierno local lo hubiera entregado a Proyecto Hombre.

Rey criticó que la conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, no mantuviera “el mínimo respeto al Gobierno local y tratar estas cuestiones por los cauces oficiales”. Si así lo hubiera hecho, continuó, no habrían hecho “el ridículo”. Según la versión municipal, esa parcela se cedió en 2010 a Aspronaga, la Asociación pro personas con discapacidad intelectual de Galicia, para que construyera un centro de día.

Pero ese proyecto nunca cuajó, así que en junio de este año, en Junta de Gobierno se aprobó entregar dicha parcela a la Fundación Monte do Gozo para que levantará un centro del Proyecto Hombre. “En ningún momento –recalcó– desde que se iniciaron las conversaciones con la Xunta para la ampliación del Chuac se habló de esa parcela”.



Eludiendo competencias


Es decir, que siempre estuvo fuera de los planos, porque ya estaba cedida desde 2010. Rey contraatacó destacando que esta semana se remitió a la Xunta “en tiempo récord” el documento que le permite modificar el planeamiento urbano para ejectutar el Nuevo Chuac, y que todavía no tienen ninguna comunicación oficial. Asegura que su principal interés es que se construya esta infraestructura y que el Gobierno local ha colaborado “lealmente”.

“A lo que asistimos es una controversia que no existe y que se ha sacado de la manga con el único fin de eludir sus competencias en las expropiaciones”, opinó la regidora que insistió en que la entidad expropiante (la Xunta) la que tiene que ofrecer una opción a los expropiados (cuyo número todavía no se ha concretado actualmente) ya a través de nu realojo o de una compensación económica. Pero Rey considera que la Consellería no ha asumido esa responsabilidad, se “inventa una controversia que nos comunica a través del grupo municipal del PP”.

La finca de Proyecto Hombre nunca fue parte de la ampliación del Chuac